Ejercico previo para realizar antes de una meditacion

 


Compartimos información para realizar un ejercicio previo para antes de ponernos a meditar. 

EL ALINEAMIENTO

 

          El ejercicio de ALINEAMIENTO es fundamental, previamente a lo que se podría llamar MEDITACIÓN, o incluso, a cualquier práctica, ejercicio o ritual espiritual. También es un requisito básico a tener presente, en cuanto a la actitud que diariamente ha de caracterizar al DISCÍPULO. Instante a Instante la TRIPLE PERSONALIDAD ha de estar ALINEADA con el propósito del YO SUPERIOR.

 

          El ALINEAMIENTO afecta, como es de esperar, a los TRES CUERPOS Inferiores del hombre, o lo que podríamos llamar y llamamos LA PERSONALIDAD. Con el ALINEAMIENTO afectamos al cuerpo físico-etérico, al cuerpo emocional y al mental inferior o concreto. Cuando estos están correctamente ALINEADOS y VIBRANDO en su nota superior que son capaces de entonar, el hombre interno o Alma puede entonces usarlos y exte­riorizar a través de ellos su Magnífica Presencia.

 

          Cuando uno alcanza un correcto ALINEAMIENTO, el Cuerpo Físico se relaja profunda­mente (si estamos en Meditación), o lo más posible, si estamos en nuestros queha­ceres cotidianos. En esta actitud relajada, el cuerpo físico se carga positivamente de la vitalidad que emana el Cuerpo Etérico; la respiración se vuelve suave, uniforme, lenta, rítmica y profunda. - El Cuerpo Astral o Emocional se mantiene como un estanque quieto y cristali­no, donde no sólo se pueden percibir perfectamente sus profundidades iluminadas, sino que, además, pueda ser un perfecto reflector del AMOR DIVINO. En esa maravillosa visión se pueden percibir un intenso PERFUME ESPIRITUAL, donde las emociones mundanas dejan paso a la verdadera fragancia CRÍSTICA. - En el Cuerpo Mental, el ALINEAMIENTO produce una PROFUNDA PAZ, una INTENSA LUCIDEZ serena y expectante. La calma se produce sin esfuerzo y los pensamientos son subyugados y orientados positivamente por los cauces convenientes a los propósitos de nuestra Alma.

 

           En esta actitud formidable de intensa espiritualidad, donde la TRIPLE PERSONALIDAD es ALINEADA, pueden fraguarse de una forma NATURAL, el Contacto tan anhelado por el Discípulo con el SER INTERNO, el Maestro Intrior.

Ejercicio De Alineamiento Rápido o Abreviado:

 

Para realizar este ejercicio, en todo momento nos ubicamos como CONCIENCIAS en lo alto de la cabeza, y desde ese punto elevado de percepción realizamos conscientemente el ALINEAMIENTO. Hemos llamado a este ejercicio ALINEAMIENTO RÁPIDO, por ser como “UNA PUESTA A PUNTO”, y que no durará más de 5 a 7 minutos. Este ALINEAMIENTO que vamos a desarro­llar a continuación es el que deberemos practicar antes de sumergirnos en la MEDITACIÓN.

 

PRÁCTICA DEL ALINEAMIENTO RÁPIDO:

 

1º)         RELAJACIÓN FÍSICA:

 

       A-      Relajamos conscientemente todo el cuerpo físico, para ello recorremos mentalmente todas las partes del mismo, relajándolas cada vez más y más, destensando todos los músculos y tensiones que contraen. Empezaremos desde la punta de los pies subiendo hasta la cima de la cabeza, sin olvidar partes como la lengua, la frente y los hombros.

         B-     Para ser más eficaz en nuestra relajación, RESPIRAREMOS CONSCIENTEMENTE, y en cada exhalación relajamos más profundamente el cuerpo. La respiración ha de volverse suave, lenta, rítmica y profunda. En la medida que esto se lleva a cabo, intentemos percibir el hormigueo por el cuerpo, que produce el Cuerpo Etérico al físico-denso.

 

2º)       ALINEAMIENTO EMOCIONAL:

 

            Una vez relajado el cuerpo físico, nos centramos en el cuerpo EMOCIONAL, para ello dirigimos nuestra atención a la zona del plexo solar y corazón. Entonces observamos tranquilamente nuestro actual estado emocional y lo sosegamos. Para alcanzar un verdadero y elevado tono vibratorio de este cuerpo, recurrimos a la cualidad del AMOR IMPERSONAL. Para ello realizaremos rápidamente unas visualizaciones de expansión amorosa. Esto se realiza de la siguiente manera:

 

a)

Visualizamos mentalmente enfrente de nosotros a un ser querido, y dejamos que desde el centro de nuestro corazón emane AMOR hacia él, luego al lado añadimos a otro, después a otro, y a otro. De esta manera la intensidad de AMOR aumenta y se hace más extensa en radio.

 

b)

Después visualizamos al mundo entero, y dejamos que ese AMOR DIVINO alcance y rodee a todo el planeta y a todos los seres que en él habitan, sin distinción o exclusión de algún tipo. Visualizamos como nos convertimos en un canal amoroso de esa formidable energía espiritual, y como  en forma de ondas expansivas de un color rosado, se expande y se expande saturando el planeta entero, e incluso más allá de él.

 

c)

Luego imaginamos y pensamos, qué es lo que ocurriría si el CRISTO mismo estuviera emanando su inmenso AMOR a través de nuestro corazón. Y dejamos que ese sentimiento tan profundo fluya, anclando el verdadero AMOR entre los hom­bres

 

 

3º)        SERENIDAD MENTAL:

 

A-

Una vez alcanzada una relajación física adecuada y un sosiego emocional, sólo nos queda serenar la mente. Para ello nos ubicamos en la zona intermedia de la cabeza y desde allí prestamos atención a nuestros pensamientos, simplemente observándolos, sin forzar nada. Nos ayudamos con la respiración tranquila, para calmar nuestra mente. Visualicemos la PAZ, la TRANQUILIDAD, el SOSIEGO y la LUZ del Al­ma. Utilicemos la visualización creativa, y construimos mentalmente un espacio en la montaña, sin ruidos, sin gentíos, en la naturaleza pura, y situémonos allí. Cuando sintamos esa PAZ, olvidémonos de aquel paisaje maravilloso y quedémonos sólo con la sensación y la actitud de la PAZ que hemos alcanzado.

 

B-

Podemos también, al igual que hicimos en el ALINEAMIENTO emocional, preguntarnos: qué ocurriría si El BUDHA estuviera emanando a través de nuestra mente su INMENSA PAZ y LUZ hacia todos los reinos de la Tierra y del espacio infinito...

                       

En esto consiste el ALINEAMIENTO. Y cuanto más se práctica más fácil es llegar a estados superiores. Obsérvese, que cuando ALINEAMOS el Cuerpo Emocional, el C. Físico se relaja aún más, sin que estemos pendiente de ello, esto se produce de una forma natural e espontánea. Lo mismo sucede cuando sosegamos el C. Mental, las emociones, y todavía más aun el C. Físico, son más ALINEADOS. “Un cuerpo superior influye directamente, para bien o para mal, a todos los cuerpos y aspectos, que están por debajo de él"

 

0 comentarios:

Publicar un comentario