Amuletos y Talismanes más Eficaces

Dice Eutela acerca de los talismanes: «Para que un talisman sea eficaz, es decir, para que guíe y proteja a aquel para quien se ha realizado, es necesario que los deseos del requirente estén en su esfera y que sean legítimos, y que no contengan nada contra la sabiduría ni contra la ciencia. Un talismán es un molde que recibe las influencias puras de los astros, como el molde recibe la cera que el modelador volverá a sacar de él, y hace que estas influencias se dirijan hacia aquel para quien el talismán se realiza... «Las imágenes, las figuras se convierten en verdaderas fórmulas simbólicas.

Parece ser que los primeros talismanes fueron las representaciones de los animales más molestos o peligrosos: rata, serpiente,
lobo y otros. Es la aplicación de un principio de magia según el cual honrando la imagen de un animal, se soborna su «alma», por lo que ese animal deja de atacar. 

Existe también la idea de una especie de inmunidad, que se basa en la ley de similitud: un animal o una fuerza maléfica no ataca a quienes llevan sobre sí una parte de la vida de ese animal o de esa fuerza.

Se han encontrado exorcismos romanos, griegos latinos y etruscos escritos sobre
amuletos de todas clases, entre los que no faltan, naturalmente, los amuletos de
carácter amoroso destinados a los amantes infelices, a las mujeres y a los maridos
traicionados.

En las civilizaciones posteriores se atribuían
los mismos poderes a las imágenes de los dioses que a los objetos mágicos de hierro, de bronce, de plata, de oro y de piedras preciosas. La herradura de caballo, como bien se sabe, tuvo una enorme difusión, que perdura entre nosotros.

En los millares de amuletos estudiados, antiquísimos y modernos, restos de las
distintas civilizaciones, vemos que los sacerdotes y los brujos idearon toda clase de símbolos y formas. 

Estos objetos variaban de dimensión y generalmente también la forma adecuada para poderlos llevar encima y representaban a los tres reinos de la naturaleza: animales, plantas y minerales.

En los amuletos referentes a los animales, generalmente se eligen las partes de los
animales que tienen un significado de ataque o de defensa: cuernos, uñas, dientes de serpientes venenosas y otros.

Son muy frecuentes también los amuletos extraídos de las plantas, probablemente por la idea muy difundida de que existe una invencible fuerza sobrenatural proveniente de las divinidades benéficas o crueles del mundo vegetal. En el uso de este tipo de talismanes, seguramente influyó el conocimiento que tenían los hombres primitivos del poder oculto de las plantas, de  las que se extraía el jugo benéfico que cura y el veneno que mata.

Tienen elementos de particular interés los amuletos provenientes del reino mineral,
especialmente de las piedras preciosas. De algunas de estas joyas nos han sido
transmitidas algunas leyendas seculares, citadas también en innumerables
documentos históricos. 

En las espléndidas luces y en la simetría de los cristales, los antiguos sabios veían una fuente de encantamientos y de fuerzas fascinadoras.
En algunos textos hebreos antiguos se recuerda el famoso sello de Salomón, donde
eran encerrados algunos espíritus que obedecían las órdenes del soberano.



0 comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares Ultima Semana

Entradas populares del Mes

Entradas populares del Año