Tú Personalidad según la Luna Nueva


El ángulo entre 0° a 44° con la Luna zodiacalmente adelante del Sol comprende la conjunción, el Semisextil (30°) y lleva a la Semicuadratura (45°). La Luna Nueva ocurre inmediatamente después de la “Fase Oscura” y hay poca evidencia visible de la presencia de la Luna. Está a punto de crecer hasta la Luna Llena, cuando mengue en tamaño aparente. La Luna Nueva representa un arranque limpio, como una nueva semilla rompiendo la superficie después de un período de oscuridad. Anuncia un tiempo cuando hay un movimiento hacia el futuro y tiene un tipo de sensibilidad particular. Imagine esta semilla tentativa, puede sobrevivir, puede estar a la clemencia de los elementos. Esto se refleja en la naturaleza del individuo nacido en ese tiempo. Significa vitalidad y el impulso a sobrevivir pero también una cierta vulnerabilidad. 


La gente de Luna Nueva tiende a experimentar el mundo en una forma muy subjetiva. Hay siempre un enfoque personal a su actitud en la vida y hay algo de confusión en su expresión externa e interna cuando ambas luminarias están en el mismo signo. Su consciencia del yo es reflejada fácilmente en el mundo, y el mundo puede parecer presentar muchos retos. Esta persona alcanza esos retos en un intento de crecer y sobrevivir. Una palabra clave podría ser “entusiasmo”. Los signos Yin (para el mismo signo de la Luna Nueva) tenderán hacia la subjetividad y el crecimiento interno mientras que los signos Yang tiende hacia el logro mundano. La persona es optimista, confiable y casi incapaz de ver la negatividad en la vida, tan grande es su anhelo de experimentar a sí mismo y su vida. Nace con una visión positiva innata y la lleva a pesar de los retrasos, saliendo de las dificultades para elevarse de nuevo al reto. 

La primera fase consiste en el impulso a experimentar la vida, para crecer e iniciar, reunir los momentos y puede enfrentar o imaginar la realización. Siguiendo de la “Fase Oscura”, la cual, simbólicamente, es una de incubación y fertilidad, la personalidad ya no es embriónica sino que está llena de vitalidad pero también con una cierta sensibilidad y fragilidad como si se rompiera hacia el mundo. Estas personas parecen saber que deben sobrevivir lo mejor que puedan y la persona tiene una consciencia psíquica que debe enfrentar muchos retos. Son marcadamente independientes y enfrentan aquellos retos como parte de sus expectativas de vida. Aunque con frecuencia, la persona hace más de lo que debe, olvida de que es “nuevo” y por lo tanto “ingenuo” y tenderá a acelerarse en la vida confiando en la suerte. 


La personalidad de Luna Nueva brilla con vehemencia. Uno puede esperar una naturaleza impulsiva, dependiendo en el signo e incluso los signos introvertidos tendrán aún un ansioso interés en la vida y sus retos. La persona deberá ser particularmente emocional y sensible hacia otros pero por naturaleza se involucra personalmente. Investiga la vida como si el mundo fuera una nueva tierra para ser explorada y grandes descubrimientos están para ser hechos a los cuales les pueda poner su nombre. Debido a su naturaleza subjetiva puede haber algo de impaciencia con respecto al lugar o las necesidades de los demás. Esto no es deliberado sino un simple entusiasmo corriendo con su propia energía. 


Una Luna Nueva en personalidades de signos Yin operaría desde una dimensión inconsciente, siendo altamente subjetiva y tiende a ser inconsciente de sus efectos en los demás. Una Luna Nueva en signo Yang sería más objetiva y asertiva a tal grado que son capaces de dominio sin preocuparse por sus efectos en los demás. En todos los casos, hay con frecuencia un poco de restricción o premeditación como el impulso para experimentar la vida es altamente espontáneo. 

Al ver a las luminarias como los Padres Internos, debemos encontrar que los padres son vistos como un “par”, unidos en su relación o un padre puede ser visto dominar y el otro estar en una relación inaccesible con la persona de la carta. Mucho dependerá por supuesto en los aspectos de la Luna Nueva. 


La gente de Luna Nueva es iniciadora, toman los retos e incluso los crean para ellos mismos. Están orientados a las metas con frecuencia sin un fin en particular a la vista, sino simplemente porque disfrutan enfrentar las cosas nuevas. Así que son iniciadores pero no siempre finalizadores. Necesitan la disciplina del tiempo, así como a la nueva semilla se le debe dar tiempo para crecer y prosperar, con frecuencia los primeros años están desperdiciados con retos y proyectos que estuvieron mal o sin terminar. Posteriormente en la vida estas personas se vuelven muy productivas cuando su ciclo progresado coincide con el ciclo de Saturno y experimentarán una Lunación Progresada alrededor de la misma época en que Saturno regresa a su posición natal. 


La división entre el mundo consciente y el mundo inconsciente interno es delgada, por tanto son con frecuencia percibidos que están “juntos” o “centrados” por otros. Expresan libremente la naturaleza elemental del signo que contiene la conjunción. Aquellos con la Luna en el signo delante del Sol diferirán en expresión. Debido a que estamos buscando en una fase en lugar de una conjunción exacta con frecuencia ocurre que la Luna está en el siguiente signo (pero menos de 45° adelante del Sol). En este caso la Luna estará en un elemento diferente y uno vería en la cualidad y elemento de las luminarias para determinar cual luminaria “dirigiría” en la expresión. El aire y fuego Yang dirigen sobre el agua y tierra Yin así si la Luna es Yang y el Sol Yin entonces el cuerpo emocional toma precedencia sobre el cuerpo racional y la persona es más “reactiva”, estimulada y activada por las emociones. Si el Sol es Yang y la Luna Yin, la acción toma precedencia sobre el sentimiento y las emociones pueden tender a ser descartadas en el impulso por la acción. 




0 comentarios:

Publicar un comentario