Tú Personalidad según la Luna Diseminante


De 225° a 269° adelante del Sol. Esta es una fase de distribución, comunicación e iluminación. La persona de la Luna Diseminante tiene una necesidad innata de propagar la palabra, anunciar su presencia e incluso alardear de sus proezas. Es bastante capaz de publicitar sus ideas y está fuertemente motivado en un nivel social. Las estructuras sociales y la sociedad en su totalidad se beneficia de su personalidad, y él se beneficia de ello, pero está en peligro de hundirse por su propio entusiasmo. Está investido con un deseo de instigar la reforma social, pero en ocasiones necesita detenerse y considerar que el mundo puede que no esté listo para él. Es un visionario y su visión del futuro no deja espacio para estructuras y tradiciones limitantes. Empuja los límites, y como las personas de la Luna Gibbous, pueden hacerlo en una casi forma amoral, pero lo hace menos por ganancia personal y más por la ‘causa’. Puede incorporar la frase “el fin justifica los medios”. 


El árbol ahora tiene frutos y semillas y abundancia. Esparce las semillas que están maduras con un abandono bailarín ya que su propósito está bien definido. Se revela en los elementos ya que está sintonizado con ellos y se da cuenta de su propósito. Es un tiempo de alegría del derrame de aquellas semillas que asegurarán su vida es significativo y su especie sobrevivirá. La diseminación significa esparcir lejos y ampliamente y nuestro árbol utiliza la naturaleza para hacer esto. 

Dichas personas están involucradas en la comunicación, con frecuencia enseñanza, se preocupan de la ley y las normas estructurales de la sociedad y son por naturaleza extrovertidos. Se expresan a sí mismos con facilidad alrededor del trino, pero pueden expresar posteriormente las dificultades cuando se acerca la cuadratura menguante, así su más grande lección es no tomar como un hecho su talento sino para re-enfocarlo en una forma colectiva. Es la personalidad con potencial de liderazgo social, capaz de transmitir las necesidades del grupo, actuar protegiendo, alterando el pensamiento y actitudes de la colectividad. Puede ser de alguna manera dictatorial y exigente en “siempre estar en lo correcto”. Nace con un sentido innato de que todas las cosas cambian y no son permanentes y estén en movimiento. Tiene una tendencia visionaria y claridad de enfoque pero también un sentido del ‘ritmo’ y parece necesitar conseguir un pedazo de la vida mientras le está yendo bien. Aquellos conceptos que preocupan personalmente a la persona son aquellos que utiliza para beneficiar al todo. Así encontramos a alguien orientado hacia las causas, en profesiones de asistencia, donde es expresada su innata habilidad para comunicar. Esta es la posición de informar y educar a aquellos con quien tiene contacto. Es altruista, pero puede ser locuaz. Puede parecer actuar por impulso pero raramente lo hace. Su reto es priorizar ya que puede esparcir su energía. Quiere ser todas las cosas para toda la gente. 

De niños este tipo son ‘cabeza vieja en hombros jóvenes’. Como maestros y diseminadores de información maduran a edad temprana. Esta personalidad puede motivar a los demás hacia la reforma y son con frecuencia los voceros de la sociedad. La inmovilidad y la aceptación sin cuestionamiento, el descansar en sus laureles es un anatema para esta personalidad. La vida parecerá sin sentido a menos que tengan los medios para difundir, compartir, experimentar y explorar. Por esta razón la persona puede crear sistemas de creencia simplemente por el hecho de hacerlo. La necesidad es por precaución y por determinar que facetas de la vida tienen una significación real más que para él para involucrarse en actividades triviales o mundanas solamente por el hecho de hacerlo. 


Negativamente, la persona puede superar por inercia o ser paralizado por miedo a la pérdida. Puede ser inflexible y por tanto experimentar la pérdida ya que tiene una tendencia natural a colocarse en el error si no tiene la voluntad de incorporar nuevas actitudes y cambiar sus patrones de comportamiento. Puede oscilar entre lo seguro y ya probado aunque internamente sabe que debe cambiar, o será dejado atrás en el continuo paso de la vida. Esta persona puede tender a volverse pesimista, si su filosofía se ve amenazada, atrapada dentro de los sistemas de vida y obligaciones hasta que se abraza la conciencia filosófica del futuro. La profesión y otras afiliaciones con frecuencia caen en crisis y frecuentemente las asociaciones necesitan ser abandonadas o refinadas de alguna manera. Esta persona nace con un sentido de vocación. Con frecuencia toma un largo tiempo para sacudirse el deseo de conformarse a fin de caer en su llamado. 

El matrimonio de los padres pudo haber tenido uno completamente dominante o dictatorial sobre el otro. Por lo tanto la persona está imbuida con la necesidad de suprimir ya sea su yo interno emocional u oscilar a la vida interna y tiene dificultad de vivir en el aquí y ahora. Esta es una posición tensa y como su contraparte de la primera cuadratura, lleva a una personalidad bajo presión. Conflictos internos, inseguridades y luchas son con frecuencia inarticuladas. Se forma la tensión a un nivel interno y el riesgo de arranques y comportamiento reaccionario y revolucionario esta en desigualdad con la aparente apariencia de calma exterior. 


 


0 comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares Ultima Semana

Entradas populares del Mes

Entradas populares del Año