Usos Mágicos del Ajo

 



Usos mágicos: Protección, curación, exorcismo, deseo sexual y antirrobos.

Se emplea para absorber enfermedades. Sólo se tiene que frotar con los que frotar con los dientes de Ajo, frescos y pelados  en la parte afectada  del cuerpo, y luego tirarlos al agua corriente. 

Es un gran protector, se pone en casa  para evitar la intrusión del mal, para mantener alejados a los ladrones, y se cuelga en la puerta para repeler a las personas envidiosas. El Ajo protege las casas nuevas.

Si se lleva consigo protege de los enemigos y del mal tiempo.

Se muerde un Ajo para ahuyentar intrusos, o esparciendo su polvo por el suelo.

También se pone bajo las almohadas de los niños para protegerlos mientras duermen.

Si se frota sobre las cacerolas y sartenes antes de cocinar elimina las vibraciones negativas que podrían contaminar los alimentos.

Si se come actúa como inductor del deseo sexual. Y cuando un magneto o piedra de imán natural se frota con Ajo, pierde sus poderes mágicos.


0 comentarios:

Publicar un comentario