Oración al Niño Jesús


Jesús, tu Nombre dulce y poderoso, eleva el corazón a la esperanza. ¿Qué no podemos esperar de Dios, que nos ha dado todo en ti? ¿Qué no podemos esperar de ti, que te has dado en sacrificio por nosotros?

Bien oculto en las ropas de la humildad entraste a este mundo y bien desnudo de todo orgullo saliste de él.

Así nos vestiste con tus virtudes y nos desvestiste de nuestras miserias. Nos diste tu carne limpia de niño y aceptaste las llagas pavorosas de nuestro antiguo pecado.

¡Niño Dios, hermoso sobre toda hermosura! ¡Niño

Dios, espejo limpísimo del amor del Padre por la

humanidad! ¡Niño Dios, luz de pureza que has llegado

en medio de la noche para vencer a fuerza de amores a

las espesas tinieblas del egoísmo y la vanidad!

¡Niño Dios, candor incomparable, humildad

suprema, adorable Salvador! Niño Dios, ante ti nos

postramos de buen grado, siguiendo el ejemplo de los

pastores humildes y de los sabios venidos de Oriente.

¡Niño del pesebre! ¡Cuántas lecciones nos das sin

¡decir una palabra! En tu silencio eres Maestro, y en la

impotencia de tu pobre cuna eres más fuerte que todos

nosotros.

Padeces frío pero traes el fuego; lloras pero brindas

consuelo; callas pero enseñas a los sabios; sufres pero

en ti reside toda alegría y todo gozo.

Jesús Niño, con amor te suplicamos por todos los

niños y niñas del mundo, especialmente por los que no

pudieron nacer. 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares Ultima Semana

Entradas populares del Mes

Entradas populares del Año