ORACIÓN DE CONSAGRACIÓN A MARÍA SANTÍSIMA


 ORACIÓN DE CONSAGRACIÓN A MARÍA SANTÍSIMA

“Consagradme vuestros hogares y vuestros hijos; vuestros bienes materiales y espirituales, 
y todo estará bajo el amparo de esta Madre que os ama y protege de todo mal. Haced esta 
oración de consagración” 21 Agosto 2011
Oh Corazón Inmaculado de mi Madre María, a vos mi amada Madre, os consagro mi cuerpo, mi alma y mi espíritu; os consagro mi familia, mis bienes materiales y espirituales y todo cuanto Dios ha puesto a nuestro cuidado. Madre mía, toma posesión de nosotros y nuestras familias, que tu Inmaculado Corazón, nos cubra y proteja de todo mal; que tu Inmaculado Corazón, proteja nuestros hogares de todo desastre y calamidad; y en estos tiempos de purificación guíanos por el camino del bien, para que junto contigo podamos alcanzar la gracia y la misericordia del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Bendición de María: Protégenos
Bendición de María: Cúbrenos
Bendición de María: Ampáranos
Bendición de María: Guíanos a las puertas de la Jerusalén Eterna. Amén.


ORACIÓN DE CONSAGRACIÓN DE LAS FAMILIAS Y HOGARES AL CORAZÓN 
INMACULADO DE MARÍA (04 Febrero 2014)

“Consagradme también hijitos, vuestra familia y hogares a mi Corazón Inmaculado y yo vuestra Madre, colocaré un escudo protector de rayos de luz alrededor vuestro que cegará a mi adversario y sus huestes del mal. Os regalo esta oración de consagración a mi Corazón Inmaculado, para que me consagréis vuestras familias y vuestros hogares”

Oh Corazón Inmaculado de María, me consagro a ti y te consagro mi familia y hogar y todo cuanto en él hay, a tu Inmaculado Corazón. Te consagramos nuestro ser físico, psíquico, biológico y espiritual y todo lo que somos, tenemos y hacemos

Protégenos madre querida con los rayos de luz que brotan de tu Corazón Inmaculado y escóndenos en tu regazo. No permitas dulcísima Madre, que ninguno de los que habitamos este hogar se pierda; dadnos tu paz y fortaleza en los momentos difíciles de nuestra prueba. 
Que nuestra fe en Dios y confianza en ti, oh dulcísima Madre, sea el pasaporte que nos lleve 
seguros a las puertas de la nueva Creación. Amén.


Ave María Purísima, sin pecado concebida María Santísima (3 veces).
Vuestro refugio y amparo. El Inmaculado Corazón de María.
“Consagraos a mi Corazón Inmaculado, para que estéis protegidos vosotros y vuestras familias y ninguna fuerza del mal pueda haceros daño.”

Oh, Corazón Inmaculado de María, sed mi refugio y amparo de noche y de día; escóndeme en tu regazo Madre mía, líbrame a mí, a mi familia y libra a la humanidad de las acechanzas del maligno y sus agentes del mal. No nos desampares ni un solo instante, pues somos tan débiles Madre mía, y el maligno nos acecha. Cúbrenos con tu santo manto y bendícenos en todos nuestros caminos, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Oh María oh Madre mía, yo me entrego totalmente a vos y en prueba de tu filial afecto, os consagro en este día: Mis ojos, mis oídos, mi lengua y mi corazón en una palabra todo mi ser; porque soy todo vuestro Madre de bondad, guardadme y amparadme como tu hijo y posesión vuestra. Amén

¡ORACIÓN A LA MEDALLA MILAGROSA!

(Dictada por la Santísima Virgen Milagrosa, para estos tiempos de purificación. Noviembre 27 de 2011)
Oh Medalla de María Milagrosa, sé mi escudo y protección contra todo dardo incendiario del 
maligno. Que mi ser físico y espiritual a través de tu medalla, permanezcan unidos a ti, 
Madre Milagrosa.

Que tu santa medalla me libre de todo mal y peligro; que tu santa medalla me proteja de toda enfermedad, pestes y virus; que al invocar tu santa plegaria: Oh María concebida sin pecado, 
rogad por nosotros que recurrimos a ti, sea yo, mi familia y seres queridos, protegidos de 
toda calamidad y muerte imprevista.

Oh medalla milagrosa, protege mi hogar y bienes materiales de todo desastre natural, protege 
mi vida espiritual y todo mi ser; ampárame madre mía, con el escudo protector de tu medalla; 
dichoso aquel que la lleva puesta como coraza en su cuerpo y en su alma, porque tu protección
estará con él de noche y de día. Gracias Madre Mía, por tu coraza espiritual, que aleja de mí, 
al invisible espíritu del mal 
Oh medalla de María Milagrosa, en los momentos de peligro: Cuídame
Oh medalla de María Milagrosa, de las pestes y enfermedades: Cúrame
Oh medalla de María Milagrosa, del enemigo de mi alma: defiéndeme
Oh medalla de María Milagrosa, de los desastres naturales e imprevistos mi hogar y bienes materiales: Protégeme.

Y en la hora de mi muerte, que la luz de tu medalla milagrosa, me guíe a la gloria eterna. Amén.
Bendita sea tu pureza y eternamente lo sea, pues todo un Dios se recrea, con tan hermosa 
belleza, a ti, celestial princesa, Virgen Sagrada María, yo te ofrezco en este día, alma, vida y 
corazón, mírame con compasión, no me dejes Madre mía; mi corazón a tus plantas pongo 
bendita María, para que a Jesús lo ofrezcas junto con el alma mía. Amén.

ORACIÓN DE CONSAGRACIÓN A LA VIRGEN DEL CARMEN (16 Julio 2014)

El devoto de la Virgen del Carmen procurará cada día cuando mejor pueda hacer esta 
consagración a su Madre:

"! Oh, María, Reina y Madre del Carmelo! Vengo hoy a consagrarme a Ti, pues toda mi vida 
es como un pequeño tributo por tantas gracias y beneficios como he recibido de Dios a través de tus manos.
Y porque Tú miras con ojos de particular benevolencia a los que visten tu escapulario, te 
ruego que sostengas con tu fortaleza mi fragilidad, ilumines con tu sabiduría las tinieblas de 
mi mente y aumentes en mí la fe, la esperanza y la caridad, para que cada día pueda rendirle 
el tributo de mi humilde homenaje.

El santo escapulario atraiga sobre mí tus miradas misericordiosas, sea para mi prenda de tu 
particular protección en luchas de cada día y constantemente me recuerdes el deber de pensar 
en Ti y revestirme de tus virtudes.

De hoy en adelante me esforzaré por vivir en suave unión con tu espíritu, ofrecerlo todo a 
Jesús por tu medio y convertir mi vida en imagen de tu humildad, caridad, paciencia, 
mansedumbre y espíritu de oración.

¡Oh, Madre amabilísima! Sostenme con tu amor indefectible, a fin de que a mí, pecador 
indigno, me sea concedido un día cambiar tu escapulario por el eterno vestido nupcial y 
habitar contigo y con los santos del Carmelo en el reino de tu Hijo".

Hijitos, os pido que después de cada decena de mi Santo Rosario, digáis también: “Por la 
poderosa intercesión de nuestra Madre del Carmelo, sean llevadas las almas a la gloria 
del cielo”

ORACIÓN DE SAN SIMÓN STOCK A NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN

La Flor del Carmelo

¡Oh Bellísima Flor del Carmelo, Fructífera Viña, Resplandor del Cielo, Madre Singular del 
Hijo de Dios, Virgen Siempre Pura! Madre Santísima, después de habernos traído el Hijo de 
Dios, permanecisteis intacta y sin mancha ninguna.

¡Oh Bienaventurada Siempre Virgen, asistidme en esta necesidad! ¡Oh Estrella del Mar, 
auxiliad y protegedme! ¡Oh María, sin pecado concebida, rogad por nosotros que recurrimos 
a vos! ¡Madre y Ornamento del Carmelo, rogad por nosotros! ¡Virgen, Flor del Carmelo, 
rogad por nosotros!, ¡Patrona de los que visten el Santo Escapulario, rogad por nosotros!, 
¡San José, fiel Amigo del Sagrado Corazón, rogad por nosotros!, ¡San José, Castísimo Esposo 
de María Santísima, rogad por nosotros!, ¡San José, nuestro Gran Protector, rogad por 
nosotros!

¡Dulce Corazón de María sed nuestra Salvación! Amén.


ORACIÓN DE PROTECCIÓN CON EL MANTO DE NUESTRA MADRE MARÍA 

“Os regalo hijitos la oración a mi manto para que os cubráis con él y seáis protegidos de 
todo ataque del enemigo de vuestra alma y sus agentes terrenales del mal” 16 Diciembre 
2013

¡Oh manto de mi Madre María, protégenos y ampáranos de noche y de día del enemigo de 
nuestra alma! Me cubro y cubro con tu Santo manto a mi familia y a todo el pueblo de Dios; 
haznos invisibles a los espíritus malignos y a sus agentes terrenales del mal.

¡Oh manto sagrado de mi amada Madre, sé el escudo protector del pueblo de Dios! No nos desampares 
madre querida ni un solo instante en la batalla espiritual de cada día, que los rayos de luz de tu Santo manto nos guíen en la oscuridad y las tinieblas y nos iluminen el camino que conduce 
a la gloria eterna. Amén.

Rezar 3 Avemarías con Glorias y 3 Magníficat.


MAGNIFICAT

Mi alma glorifica al Señor y mi espíritu se regocija en Dios mi salvador, porque se ha fijado 
en la humilde condición de su esclava. Desde ahora me llamarán dichosa todas las 
generaciones, porque el todopoderoso ha hecho conmigo cosas grandes, su nombre es santo, 
su misericordia de generación en generación para todos los fieles. 
Ha desplegado la fuerza de su brazo, ha destruido los planes de los soberbios, ha derribado a los poderosos de sus tronos y ha encumbrado a los humildes, ha colmado de bienes a los hambrientos y despedido a los ricos con las manos vacías. Ha socorrido a su siervo Israel, acordándose de su 
misericordia, como había prometido a nuestros padres, en favor de Abraham y su descendencia para siempre. (Lucas 1. 46, 55).

ORACIÓN DE PROTECCIÓN PARA LOS DÍAS DE PURIFICACIÓN DE LA TIERRA 
(02 Enero 2014)

“Hijitos, conservad la calma en esos días; orad y orad, es lo mejor que podéis hacer. Nada 
os pasará si permanecéis unidos a nuestros dos corazones; la luz de vuestras lámparas 
aceitadas con la oración, brillará en la oscuridad de aquellos días. No temáis, la justicia 
divina pasará de largo al ver la luz de vuestras lámparas”
Corazón inmaculado de nuestra Madre María, ampáranos y protégenos; no permitas que el 
pánico se apodere de nuestras vidas; dadnos paz y serenidad en estos momentos de 
tribulación. Nos acogemos a ti Madre querida, seguros de que nada nos pasará, porque vos 
dulcísima Madre nos tienes cubiertos con tu santo manto. 

No te canses de interceder por tus hijos, para que estos días de purificación nos sean llevaderos y todo se cumpla conforme a la voluntad divina. Jesús y María, salvad las almas y llevadlas a la gloria del cielo.
Gloria a Dios, Gloria a Dios, Gloria a Dios. (Rezar 3 Credos y 3 Magníficat)
“Antes de salir de vuestros hogares, bendecid padres de familia a vuestros hijos y bendeciros 
vosotros; bendecid también a todas las personas con las que vayáis a tratar en el día, para 
que el poder de la bendición los proteja y así mi adversario no pueda hacerles daño. Sellad 
a todos con la sangre de mi Hijo y sumergidlos en sus santas llagas, porque todas esas entidades malignas tienen mando, poder y dominio sobre este mundo oscuro; miríadas de espíritus malignos ya recorren el mundo buscando la forma de haceros perder” 
María Rosa Mística 07 Noviembre 2013

0 comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares Ultima Semana

Entradas populares del Mes

Entradas populares del Año