Oraciones de Exorcismos

 


ORACIÓN A SAN MIGUEL ARCÁNGEL

(Compuesta por Su Santidad León XIII, como exorcismo para la protección de la Iglesia)
San Miguel Arcángel, defiéndenos en la batalla. Sé nuestro amparo contra la perversidad y 
las asechanzas del demonio. Reprímale Dios, te pedimos suplicantes. Y tú, oh Príncipe de la 
Milicia Celestial, arroja al infierno con el Divino Poder a satanás y a todos los espíritus 
malignos que andan dispersos por el mundo para la perdición de las almas. Amén

ORACIÓN DE LIBERACIÓN DE SAN ANTONIO DE PADUA

Este exorcismo usado frecuentemente por San Antonio es muy eficaz contra las tentaciones 
del demonio, como lo prueban muchísimos ejemplos. 
Constituyen esas palabras el breve o carta de San Antonio que él mismo escribió y entregó 
a una devota suya para librarla de una fuerte y tenaz tentación. 

Haciendo la señal de la cruz dirás con mucho fervor:
He aquí la Cruz del Señor,+
Huid, potestades enemigas:+
El león de Judá, descendiente de David,+
Ha vencido. Aleluya.


ORACIÓN EXORCISTA DE SAN BENITO ABAD

LATÍN 

CRUX SANCTI PATRI BENEDICTI
Crux Sancta Sit Mihi Lux
Nimguam Suade Mihi Vana 
Sunt Mala Quae Libas 
Ipse venene Bibas.

ESPAÑOL

CRUZ DEL SANTO PADRE BENITO

La Santa Cruz sea mi Luz
No sea el demonio mi guía
¡Apártate satanás!
No sugieras cosas vanas
Maldad es lo que brindas
Bebe tú mismo el veneno

ORACIÓN PARA PEDIR SU PROTECCIÓN

Santísimo confesor del Señor: Padre y jefe de los monjes, intercede por nuestra santidad, por 
nuestra salud de alma, cuerpo y mente.
Destierra de nuestra vida, de nuestra casa, las asechanzas del espíritu maligno.
Líbranos de herejías funestas, de las malas lenguas y de toda clase de hechicerías.
Pídele al Señor, que remedie nuestras necesidades espirituales, y corporales.
Pídele también para que la santa Iglesia Católica tenga progreso; y para que mi alma no muera 
en pecado mortal, para que así confiada en Tu poderosa intercesión,
Pueda algún día en el cielo, cantar las eternas alabanzas.
Amén.

ORACIONES DE EXORCISMO CON LA SANGRE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO

Por la Gloriosa Sangre del Pacto derramada por Nuestro Señor Jesucristo, te ordeno espíritu 
de tentación y falso pensamiento que me dejes libre y en paz. ¡Fuera, Fuera, Fuera de mi 
mente y de mis pensamientos; te lo ordeno en el Nombre de Nuestro Señor Jesucristo que te 
venció en la cruz!
Poderosa Sangre de Liberación, Sanación y Redención, derramada por Nuestro Señor 
Jesucristo; combate al enemigo de mi alma en mi cuerpo, mente y espíritu; aleja de mi ser 
todo dardo incendiario y venenoso del maligno. 
No me dejes caer en tentación gloriosa Sangre del Redentor y líbrame de todo mal. 
Amén.


ESCUDO DE SAN PATRICIO (ORACIÓN EXORCISTA)

Me envuelvo hoy día y ato a mí una fuerza poderosa, la invocación de la Trinidad, la fe en 
las Tres Personas, la confesión en la unidad del Creador del Universo.
Me envuelvo hoy día y ato a mí la fuerza del Cristo con su Bautismo, la fuerza de su 
crucifixión y entierro, la fuerza de su resurrección y ascensión, la fuerza de su regreso para 
el Juicio de Eternidad.
Me envuelvo hoy día y ato a mí la fuerza del amor de los querubines, la obediencia de los 
ángeles, el servicio de los arcángeles, la esperanza de la resurrección para el premio, las 
oraciones de los patriarcas, las profecías de los profetas, las predicaciones de los apóstoles,
la fe de los mártires, la inocencia de las santas vírgenes y las buenas obras de los confesores.
Me envuelvo hoy día y ato a mí el poder del Cielo, la luz del sol, el brillo de la luna, el 
resplandor del fuego, la velocidad del rayo, la rapidez del viento, la profundidad del mar, la 
firmeza de la tierra, la solidez de la roca.
Me envuelvo hoy día y ato a mí la fuerza de DIOS para orientarme, el poder de DIOS para 
sostenerme, la sabiduría de DIOS para guiarme, el ojo de DIOS para prevenirme, el oído de 
DIOS para escucharme, la palabra de DIOS para apoyarme, la mano de DIOS para 
defenderme, el camino de DIOS para recibir mis pasos, el escudo de DIOS para protegerme, 
los ejércitos de DIOS para darme seguridad contra las trampas de los demonios contra las 
tentaciones de los vicios contra las inclinaciones de la naturaleza contra todos aquellos que 
desean el mal de lejos y de cerca, estando yo solo o en la multitud.
Convoco hoy día a todas esas fuerzas poderosas, que están entre mí y esos males, contra las 
encantaciones de los falsos profetas, contra las leyes negras del paganismo, contra las leyes 
falsas de los herejes, contra la astucia de la idolatría, contra los conjuros de brujas, brujos y 
magos contra la curiosidad que daña el cuerpo y el alma del hombre.
Invoco a Cristo que me proteja hoy día del veneno, el incendio, el ahogo, las heridas, para 
que pueda alcanzar yo abundancia de premio.
Cristo conmigo, Cristo delante de mí, Cristo detrás de mí, Cristo en mí, Cristo bajo mí, Cristo 
sobre mí, Cristo a mi derecha, Cristo a mi izquierda, Cristo alrededor de mí. Cristo en la 
anchura, Cristo en la longitud, Cristo en la altura, Cristo en la profundidad de mi corazón. 
Cristo en el corazón y la mente de todos los hombres que piensan en mí, Cristo en la boca de 
todos los que hablan de mí, Cristo en todo ojo que me ve, Cristo en todo oído que me escucha.
Me envuelvo hoy día en una fuerza poderosa, la invocación de la Trinidad, la fe en las Tres 
Personas, la confesión de la unidad del Creador del Universo.
Del Señor es la salvación, del Señor es la salvación, De Cristo es la salvación.
Tu salvación Señor esté siempre con nosotros. Amén


PODEROSA ORACIÓN DEL PADRE GABRIEL AMORTH
PARA PROTEGERNOS DEL MALIGNO

Señor, Dios Omnipotente y Misericordioso, Padre, Hijo y Espíritu Santo, expulsa de mí, de 
mis amigos y familiares, de aquellos que me pueda ayudar económicamente y espiritualmente 
y del mundo entero, de cada mala influencia diabólica, de cualquier espíritu maligno y de 
cada alma condenada en el infierno, que tengan sobre mí y mis seres queridos, por 
la preciosísima Sangre de Tu Hijo Jesús.

Haz que la Sangre Inmaculada y redentora de Tu Hijo amado, rompa cada lazo maligno que 
ate a mi cuerpo, a mi mente, mi trabajo, cada trabajo que yo ofrezca a los demás y sobre todas 
las cosas mías y de otros y sobre las dificultades de mi vida y las de los demás.
Oh Santísima Virgen, María Inmaculada, Oh nueve coros angelicales, oh San Miguel 
Arcángel, todos los santos del paraíso, me consagro y consagro a todos mis seres queridos y 
pido la intercesión de todas las almas del purgatorio!
Intercede por todos nosotros, y ven pronto en nuestra ayuda y rompe rápidamente la última 
zampada de Lucifer contra los hijos de la bendita Madre, María Santísima y de la Santísima 
Trinidad.

Ordeno, en este mismo momento, que cada demonio y alma condenada no pueda tener 
ninguna influencia sobre mí, sobre las categorías de personas que he mencionado y sobre 
el mundo entero, a fin de que toda la humanidad se libere, en este mismo momento.
Por la Flagelación, la corona de espinas, la cruz, la sangre y la resurrección de Jesucristo, 
por el verdadero Dios, por Dios Santo, por el Dios que todo lo puede, ordeno a todos los 
demonios y almas condenadas que no pueden tener influencia ninguna sobre mí y sobre el 
mundo entero, y que se puedan romper, de una vez por todas y para siempre, todas las cadenas 
creadas, que han tenido lugar hasta ahora, en mí y en todo el mundo.
Bendice y libera a Tu siervo (se dice el nombre de bautismo de la persona) y bendice esta 
imagen (se levanta hacia Dios una imagen bendita), y haz que esta imagen bendita me proteja 
a mí y a todo el mundo, y nos proteja de satanistas, masones, mafiosos, políticos corruptos y 
de cualquier otra categoría existente sobre la tierra y del mundo entero
Haz que en mi casa y en mis cosas y todas las otras categorías, y en las cosas del mundo, el 
diablo no pueda, nunca, nunca, tener influencia alguna. En el Nombre de Jesucristo, Padre 
de la Historia, nuestro Señor y Salvador.
Amén.

El Padre Gabriel Amorth nos recuerda que el crucifijo tiene una función fundamental 
porque es Cristo el que derrotó a Satanás y es en el nombre de Cristo que derrotamos a 
Satanás. Nos recomendó que si estamos sufriendo trastornos, dificultades, que invoquemos 
al crucifijo, sobretodo, suplicar al Espíritu Santo que haga descender la Sangre de Cristo.
El Padre Gabriel utilizaba un crucifijo en el que detrás contenía la medalla de San Benito, 
con todas las frases contra el demonio. San Benito era un monje pero era Santo y siendo 
santo los demonios huían frente a Él.”

PLEGARIA DE LIBERACIÓN DEL PADRE GABRIEL AMORTH

Libro "Un exorcista cuenta su historia" 
Espíritu del Señor, Espíritu de Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo, Santísima Trinidad, Virgen 
Inmaculada, ángeles, arcángeles y santos del paraíso descended sobre mí.
Fúndeme, Señor, modélame, lléname de Ti, utilízame.
Expulsa de mí todas las fuerzas del mal, aniquílalas, destrúyelas, para que yo pueda estar 
bien y hacer el bien.

Expulsa de mí los maleficios, las brujerías, la magia negra, las misas negras, los hechizos, 
las ataduras, las maldiciones y el mal de ojo; la infestación diabólica, la posesión diabólica y 
la obsesión y perfidia; todo lo que es mal, pecado, envidia, celos y perfidia; la enfermedad 
física, psíquica, moral, espiritual y diabólica.
Quema todos estos males en el infierno, para que nunca más me toquen a mí ni a ninguna 
otra criatura en el mundo.

Ordeno y mando con la fuerza de Dios omnipotente, en nombre de Jesucristo Salvador, por 
intercesión de la Virgen Inmaculada, a todos los espíritus inmundos, a todas las presencias 
que me molestan, que me abandonen inmediatamente, que me abandonen definitivamente y 
que se vayan al infierno eterno, encadenados por San Miguel Arcángel, por San Gabriel, por 
San Rafael, por nuestros ángeles custodios, aplastados bajo el talón de la Virgen Santísima 
Inmaculada.


ORACIÓN DE ROMPIMIENTO DE MALDICIONES (25 Enero 2015)

Me coloco en la presencia de la Santísima Trinidad (Padre, Hijo y Espíritu Santo) y por el 
poder de la Sangre de nuestro Señor Jesucristo, rompo, desbarato, pisoteo, aniquilo e invalido 
y cancelo de mi ser físico, síquico, biológico y espiritual, toda maldición que haya sido puesta 
sobre mí, sobre mi familia y árbol genealógico, por cualquier persona, familiar o antepasado 
por medio del ocultismo o espiritismo. 
Por el poder de la Sangre Preciosa de Nuestro Señor Jesucristo y por la intercesión de la 
Santísima Virgen María, San Miguel, San Gabriel, y San Rafael, rompo e invalido toda 
maldición, cualquiera que sea su naturaleza en el nombre de nuestro Señor Jesucristo. Amén 
(Repetir 3 veces la oración).

ORACIÓN A LA GLORIOSA CRUZ

Oh Gloriosa Cruz de Jesucristo, Cruz del Gólgota, inúndame con tus rayos de luz; fúndete en 
mí y dadme las gracias que necesito para la salvación de mi alma. Libérame gloriosa cruz si 
estoy enfermo en el espíritu, sana mi cuerpo de toda enfermedad. Llévate mis culpas, borra 
mis pecados y prepárame para el encuentro con la gloria de Dios, para que mi paso por la 
eternidad sea de gozo eterno. Amén. 
Santa y Gloriosa Cruz de Jesucristo: Libérame. 
Santa y Gloriosa Cruz de Jesucristo: Sáname 
Santa y Gloriosa Cruz de Jesucristo: Santifícame para que pueda en mi paso por la eternidad 
ser digno de presentarme ante la majestad de Dios.
Rezad el Yo pecador, Credo y Padrenuestro.
YO PECADOR
Yo confieso ante Dios Todopoderoso, y ante vosotros hermanos, que he pecado mucho, de 
pensamiento, palabra, obra y omisión: Por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa. Por eso 
ruego a Santa María, siempre Virgen, a los ángeles, a los santos y a vosotros hermanos, que 
intercedáis por mí, ante Dios, Nuestro Señor.
Amén.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares Ultima Semana

Entradas populares del Mes

Entradas populares del Año