Mostrando entradas con la etiqueta La Personalidad de la Luna Balsámica. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta La Personalidad de la Luna Balsámica. Mostrar todas las entradas

Tú Personalidad según la Luna Balsámica

 


De 315° a 359°. El ciclo está terminando, esta es la fase de transición y preparación para la transformación. Esta personalidad experimenta la vida en el conocimiento y anticipación del cambio radical, pero sabe instintivamente que esta voluntad viene solamente después de una muerte ritual o de sacrificio. La sociedad y las jerarquías, la gente con poder no se sienta fácilmente con estas personas. Aunque no se rebelan. Son los introvertidos que toman todas las cosas de la vida y las mandan profundamente a la psique para análisis y transformación. Con frecuencia dudan para comprometerse a largo plazo en las actividades mundanas como si dijeran que no hay suficiente tiempo que perder. 


Así están mejor equipados para comprometerse en áreas orientadas a menores logros y más en forma de tras bambalinas donde, pueden cuestionar, investigar, hacer hipótesis, postulaciones e investigar el potencial futuro. Son los profetas con una comprensión intuitiva y clarividente visión del futuro. 



Experimentan duras lecciones en la vida siendo forzados a dejar ir, descartar y tratar con la pérdida a diferentes niveles tanto dentro como fuera. Aunque son los mejor equipados para hacerlo y seguir adelante, tienen un sentido interno de la no-permanencia transformadora de la vida, de las relaciones y su propio yo. Con frecuencia están involucrados en proyectos a corto plazo, parecen sociables aunque agudamente separados, no siempre sintiéndose completamente cómodos con los grupos, las asociaciones, aunque impulsados a unirse por la comodidad que la afiliación proporciona. 


Su sentido de ‘no-pertenencia’ se siente agudamente así que buscan a otros con un pensamiento parecido, aquellos que viven la vida en un nivel interno y tienen una fuerte personalidad que proyecta el verdadero Yo interno. La soledad es común. La persona de la Luna Balsámica tiene mucho que ofrecer en sabiduría y experiencia si puede sobreponerse a su pesimismo. Hay una profundidad destapada a su experiencia y comprensión, la fertilidad que es futurista y puede ser transformadora si se aplica al beneficio de los demás. Sus creencias y conocimiento parece venir de una fuente colectiva y la función intuitiva, incluso psíquica es fuerte. Se apoyan en la filosofía religiosa, aunque con frecuencia la niegan. Creen en la ‘suerte’, tanto buena como mala, el destino y el Karma. Profundos e instintivos, están equipados para experimentar los niveles animales del ser así como el más elevado nivel de la abstracción y así combinar la psique y el soma. 


Con frecuencia son sanadores intuitivos, su cuerpo frecuentemente es sensible a los cambios y pueden ser encontrados en instituciones, cuidando de los necesitados, con frecuencia arriesgando su propia salud. Niveles de confianza son frecuentemente externamente bajos y dudan expresar su naturaleza intuitiva de una manera abierta, por lo que la profundidad de la evolución psíquica es raramente descubierta excepto cuando la vida los empuja a fases oscuras. 



El árbol entra a su período de descanso, confiado de que a su debido tiempo y en la estación correcta volverá a salir. Ahora sus hojas caen y se vuelven el alimento para el futuro. Puede parecer triste y muerto en el invierno de su vida, pero profundamente en la tierra, ocurre el crecimiento fértil. Su semilla derramada previamente y comenzando a cubrir y alimentar en el abono y el árbol simplemente espera (pacientemente por que se desarrollen las estaciones). Así es con la personalidad balsámica. Han integrado el conocimiento que todas las cosas ocurren de acuerdo a su estación y están frecuentemente contentos con ello. 


La persona Balsámica con frecuencia tiene que apartarse de sus propias necesidades subjetivas a fin de sentir completamente un sentido de unidad con lo colectivo. Son ‘solitarios’. Pueden ser muy bien trabajadores afables, gustosos, aunque nunca están completamente a gusto en el mundo de los retos. Buscan iluminación debido a un bien desarrollado sentido de la imperfección y un potencial para una renovación espiritual. El Yo es un templo listo para recibir iluminación. Por consecuencia pisan el camino espiritual y desean ganar sabiduría de la mayor parte de las tareas mundanas. Buscan la transformación a través del servicio a otros y en ocasiones el martirio. Pueden con frecuencia ser vistos cuidando su salud con un impulso casi obsesivo para perfeccionarlo, luego van a través de períodos de negación sin precedentes. Trabajan en forma tranquila, involucrados en la investigación tras los escenarios en lugar de estar en la activación frontal y mientras tienen dicho conocimiento e interiorización, raramente se exponen a sí mismos a la crítica o se arriesgan con el conocimiento.


Entradas populares Ultima Semana

Entradas populares del Mes

Entradas populares del Año