Mostrando entradas con la etiqueta Luna Llena. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Luna Llena. Mostrar todas las entradas

Hechizo de amor lunar


Debes tener una foto de tu amado/a de cuerpo entero y otra tuya también de cuerpo entero, de preferencia del mismo tamaño, las pones de cara y a continuación con tres alfileres las atraviesas, primero por la cabeza a la altura del cerebro (a través de la frente) el segundo alfiler lo atraviesas por el corazón de ambos y el último alfiler por  su área genital (de ambos) luego la amarras con un listón rojo y lo sacas a la luz de la luna llena, (checa el calendario) debes rezar con fe y decir estas palabras: 

luna luna que mientras tus rayos brillen y resplandezcan el amor entre X y yo crezca y se fortalezca. 

Deja las fotos por el resto de la noche que le peguen los rayos de la luna y retíralos antes de que amanezca (no les debe pegar el sol) guárdalas en un lugar  seguro y sácalas cada luna llena, verás los resultados.

Ritual de Luna Llena para encontrar la paz interior y la calma total




• Espera hasta que la Luna se esté moviendo hacia la fase de Luna Llena, y se vea brillante en el cielo. Busca un lugar donde no haya iluminación artificial, solo la luz de la Luna. Comienza a absorber la luz de la Luna, respirando a través de tu nariz, mirando fijo hacia ella.

• Respira y exala tranquilamente mientras dices "Uno y dos y tres". Debe ser un proceso lento y relajante, no una carrera.

• Cierra los ojos y exhala todo el aire, expulsando con él todo tu dolor, frustración o infelicidad. 

• Continúa alternando la inhalación con los ojos abiertos y la exhalación con los ojos cerrados hasta que sientas que te liberas de todo lo malo, y te llenas con la luz y el vigor de la Luna.

• Ahora exhala suavemente un poco de esa luz en una sola respiración, esta vez con los ojos abiertos, mientras visualizas como toda esta energía se dirige hacia alguien que conoces que también se siente estresado/a o ansioso/a. 

Inhala más luz de Luna y continúa exhalando, todavía con los ojos abiertos, sin dejar de dirigir la luz sanadora. 

• Una vez que hayas alejado toda la energía negativa de tu cuerpo. Coloca un recipiente con agua, y deja que la Luna brille sobre ella. Antes de acostarte, toma un baño y utiliza un poco de esta agua para que puedas absorber las energías de la Luna a través de los poros de tu piel. 

Cada vez que te sientas estresado/a, visualíza la Luna, cierra los ojos y suavemente inhala repitiendo este proceso;

 la paz vendrá a ti porque la has dado a otros.


Fases de la Luna para realizar rituales y Hechizos Magia y brujeria

 


Luna Nueva

Esta fase es ideal para comenzar proyectos, romances, aventuras. Si estás pensando en cambiar de empleo para conseguir algo nuevo y mejor, o estás tratando de quedar embarazada, la Luna Nueva es el momento para hacer este tipo de hechizos.

Luna Creciente 

Esta fase nos ayuda a trabajar sobre los hechizos que hemos comenzado durante la Luna Nueva, o para incrementar y mejorar aspectos de nuestra vida que están en desarrollo. Por ejemplo, para obtener más ganancias o mayor poder, para fortalecer un vínculo, etc.

Luna Llena

Esta es la fase donde hago mis hechizos más importantes. La mayoría de los hechizos funcionan realmente bien en esta fase. Es óptimo realizar trabajos de adivinación, sueños y amor durante esta fase. La mayoría de la gente solo tiene en cuenta a la Luna Llena como el día real en que está más completa y marcada en el calendario. 
Debes saber que la Luna tiene esta misma influencia por un período de siete días: es decir, desde tres días antes, y hasta tres días después. Aun así, yo personalmente prefiero trabajar en la noche de la Luna
Llena, en su estado más completo.

Luna Menguante 

Esta fase es normalmente óptima para hacer hechizos que eliminan cosas de tu vida o que hacen que los
problemas desaparezcan o se resuelvan rápido. Por ejemplo, alejar a un enemigo, remover un mal espíritu, eliminar la carga de estrés laboral, perder peso, entre muchas
otras cosas. 



Tú Personalidad según la Luna Llena

De 180° a 224°, la personalidad alcanza el mundo exteriorizado de los demás. Vemos esta fase más claramente. La Luna está en su tamaño más grande a punto de comenzar su etapa menguante. Las relaciones con los demás y con el mundo tejiendo en grande en la experiencia de la vida de esta persona. Nacen en anticipación de quienes son, depende en gran medida en las demás personas en su vida por tanto hay una paradoja en equilibrar el “yo” y el “tu”. Son capaces de alternar entre manejar duramente sobre las necesidades de los demás o ser tan conscientes de las necesidades de los demás que niegan las propias. 


¿Qué ocurrió con nuestro árbol? Ahora está alto y expuesto. Desafía al viento para que sople a través de él, al agua para que fluya, y cuando ocurren estas cosas sobrevive porque tiene la fortaleza para enfrentar los elementos. Su propósito ahora no es tanto la auto-conservación como la conservación de las especies, y por tanto da fruto y semillas, y las primeras semillas son inmaduras y necesitan tiempo para desarrollarse. Algunas lo harán otras no. Aquellas que son fértiles se quedan, las que no son caen a la tierra. Así que hay un sentido de vida y muere, fertilidad e infertilidad que, reflejada en la personalidad, pueden jalar en una dirección u otra. 

La polarización ocurre tan seguido que esta personalidad parece jalar en dos direcciones. Pueden actuar de una forma que se describe mejor como ‘extremista’. El equilibrio y la constancia requieren un cambio constante en las perspectivas de la vida y la persona tiene que encontrar la forma de mantenerse a la ‘mitad del camino’. Esto crea muchos extremos en su vida. Debido a que el Sol y la Luna están opuestos entre sí no hay obstáculos para la iluminación y la persona es innatamente consciente tanto de su ego y su ‘alma’ y cambia entre las necesidades de cada una. El constante cambio entre la experiencia mundana objetiva y la experiencia interna subjetiva es tanto tormentosa y como un dilema permanente para las personalidades de Luna Llena. Un momento se encuentran a sí mismos afianzados y seguros de su dirección personal material o intelectual y después sumergidos en la confusión emocional y de relaciones. Los dos polos están claramente separados. Idealmente esto promete la bien establecida personalidad madura, capaz de un sentido innato de las partes profanas y sacras de sí mismo pero la mera dinámica de la oposición significa que está en un estado constante de flujo. Raramente ocurrirá el equilibrio para la satisfacción de la persona. 


Altamente creativo, obviamente expresivo, capaz de ser autodestructivo, estas personalidades son vistas, quieren ser vistas, están motivadas para buscar la aprobación de los demás de una forma u otra, y este deseo de aprobación se proyecta al mundo de las relaciones. 



Siguiendo la fase Gibbous donde la retroalimentación es un recurso necesario para el crecimiento, para la personalidad de Luna Llena, dicha confirmación es un producto que viene en un flujo constante como la autoestima puede oscilar en los extremos. Puede ser bastante confiado en su enfoque de la vida, solamente oscilando en períodos de duda personal. Por tanto sus patrones de vida pueden saltar de un extremo a otro. Él o ella es su mejor amigo o su peor enemigo, y proyectará esto en las relaciones por lo tanto si lo ama o ama a una persona con Luna Llena no espere que esto sea un viaje sencillo, ya que las líneas entre el amor y el odio son delgadas. 

La motivación es elevada, aunque puede ser arrastrada por fuerzas emocionales. Las normas sociales y los instintos primitivos piden atención y la persona con frecuencia cambia entre la necesidad de estar conforme a los requerimientos de las relaciones y la vida social y el impulso interno de libertad y anarquía. Hay un agudo sentido del propósito y la necesidad de expresar la vida ‘llena’. La madurez permite a la persona cumplir la promesa innata del autodesarrollo personal junto con el logro del mundo. El matrimonio de los padres puede ser experimentado como opuesto pero en dinámica interdependiente. La madre y el padre pueden ser percibidos como individuos separados atados dentro de la estructura del matrimonio aunque deseosos de libertad. Puede incorporar los asuntos de los padres a un punto de distracción y una pérdida de identidad. Esta dualidad de opuestos se muestra claramente en la personalidad como trata de ‘centrarse’ y ‘encontrarse’ a sí mismo. Así como podría polarizar sus energías, tiene la capacidad de tener lo ‘mejor de ambos mundos’ si comprende su propia dinámica. Esta es una personalidad que siente que la vida tiene que ser vivida completamente en el aquí y ahora, son innatamente impacientes, impulsivos, y como tales hay una posibilidad de un muy alto nivel de logro. 




Entradas populares Ultima Semana

Entradas populares del Mes

Entradas populares del Año