Mostrando entradas con la etiqueta hechizos y rituales. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta hechizos y rituales. Mostrar todas las entradas

Ritual para eliminar las malas energias de la gente y del ambiente

 

El medio más eficaz es el agua, y se puede utilizar cuando hay discordia, violencia, agresividad familiar o de pareja, además cuando se presenta desgano o indiferencia mutua. Para dejar libre de todo lo que entorpece el amor de la pareja se deberá preparar el círculo, encender las velas e invocar a la Gran Diosa, en el centro del círculo se colocarán tantas copas como mujeres integren la reunión. En cada copa se colocará un cuarzo rosado y sobre este se colocará agua mineral, con una medida de whisky. Luego con los cuchillos ceremoniales se realizarán varios cortes en el agua mientras en conjunto repiten, córtense todas las ataduras de esta pareja, disolviéndose los rencores, encendiéndose los corazones y alejando la indiferencia.

Que los vicios se conviertan en virtudes. Que regrese la paz a la pareja (es conveniente nombrarlos), y jamás se separen. Para terminar, cada uno beberá la copa y entregarán los cuarzos a la quien hizo el pedido. Culminar como con el ritual anterior.

Ritual al Sol para recibir sus energias

 


Haz este ritual durante el día para absorber la energía de la luz solar. Es recomendable hacerlo una vez al mes, o de ser necesario, en momentos cargados de estrés. 

Debido a que puede ser peligroso mirar directamente al Sol, usaremos un plato de cristal o un gran recipiente con agua para capturar la luz del Sol, cerca del mediodía.

  • Al igual que antes, inhala la luz del Sol a través del cristal o el agua con tus ojos abiertos. Retén la respiración, contando "Uno y dos y tres", luego cierra los ojos y exhala toda energía negativa que hay en ti, tus dudas, ira o falta de confianza. Con la práctica, esto se convertirá en un acto refejo.
  • Continúa hasta que estés lleno/a de luz y energía, luego exhala un suspiro de Sol, dirigiéndolo a alguien que conozcas, que pueda estar agotado, asustado o enfermo. 
  • Inhala la energía del Sol y otra vez exhala hacia una persona o personas que la necesiten. 
  • Enjuaga tu cara en el agua que ha sido tocada por el Sol, luego echa el resto en tierra para energizar una planta que tengas cerca. Puede estar en una maceta o en el jardín. 

Siempre que te sientas cansado/a, piensa en el Sol e inhala su luz usando tu poder de visualización.


Aprende a realizar un ritual desde cero (Trucos y consejos)

 


Partes de un ritual

La invocación

Este es un paso opcional, pero se sabe que la Magia funciona mejor si invocas a los cuatro elementos. Comienza mirando hacia el Este y pidiendo al Aire que te acompañe en tu hechizo y te cuide mientras trabajas. A continuación, gira hacia el Sur y pide el mismo favor del Fuego. Mira al oeste y pide la ayuda del Agua. Finalmente, gira hacia el Norte y llama a la Tierra.
Existen diversas formas de invocar a un elemento. La forma básica consiste en pronunciar: 
"Elemento Aire, yo te invoco". 
Pero según distintas corrientes y tradiciones, exis- ten varios tipos de oraciones y conjuros que puedes usar para invocar a los elementos y deidades asociadas con ellos. Por ejemplo:

Aire, fuego, agua tierra,
elementos del nacimiento astral,
os llamo ahora, venid a mi.

El ritual

Esta parte depende enteramente del hechizo que estés por ejecutar. En la mayoría de los casos, encenderás una vela y pedirás a algún espíritu o deidad que sea especialmente adecuado para tu causa, unirse a ti. Luego pronunciarás un conjuro, o ejecutarás alguna acción concreta. 

Pide al universo que te escuche y que convierta tus deseos en realidad. Siempre describe tus deseos con gran detalle, esto es vital para saber que la magia blanca funciona correctamente.
Asegúrate de poner fin al conjuro diciendo 
"Que así sea"
ya que, por como funciona la magia, esto cierra el hechizo. 
Muchas personas además añaden la expresión 

"Y sin dañar a nadie",

 Para asegurarse de que no surjan consecuencias negativas como resultado del hechizo. 

El cierre 

Da gracias al universo por escucharte. A continuación dale las gracias a los elementos, espíritus o deidades invocados, por su protección, por orientar tu energía y añadir su propia energía a tu hechizo. Puedes hacer esto de la siguiente manera:

Mira al Norte y di: 

"Espíritu de la Tierra, mi ritual ha finalizado. Me despido". 

Repite mientras giras hacia la izquierda, moviéndote de Norte a Oeste, al Sur y al Este, despidiéndote de cada elemento.

Apaga la vela. Inclina la cabeza delante de tu altar y
di:
 "Yo declaro este círculo cerrado. Que así sea". 

Completa el cierre haciendo sonar tu campana, instrumento, voz o golpeando tus palmas.

¿Qué es lo que necesitas para hacer hechizos y rituales?

 



Espacio personal

Lo primero es contar con un espacio personal. Esto es fundamental para que puedas practicar tus hechizos y conjuros sin que nadie te moleste, y donde puedas guardar tus herramientas, libros y materiales de manera segura. Idealmente deberías tener un espacio separado de tu mundo cotidiano, como un ático, sótano, una habitación o rincón especial de tu casa o fuera de ella, donde tengas privacidad y silencio para meditar y concentrarte.



Altar

Al trabajar con hechizos, llamamos altar a una mesa o superficie plana que servirá como un centro de energía.

A menudo, es el punto focal de un hechizo o ritual, ya que es donde se realiza la mayoría de las acciones rituales y trabajos mágicos. Armar un altar básico es bastante sencillo, por lo general aquí incluirás todas tus herramientas de trabajo, y los símbolos de los cuatro elementos tradicionales. Estos se alinean con los cuatro puntos cardinales. Puedes poner un recipiente de tierra o arena en el extremo norte de tu altar para representar la Tierra, una vara de incienso en el este puede simbolizar el Aire, una vela o carbón en el Sur para el fuego, y un recipiente con Agua en el oeste. 

Puedes agregar en tu altar también una vela para la Diosa y una para Dios si lo deseas, o puedes utilizar cuatro velas para representar las cuatro direcciones. Asegúrate de tener siempre un encendedor o fósforos a mano.

Usa tu altar sin embargo como prefieras y como lo sientas más cómodo. Decóralo con cosas que sean importantes para ti y que lo conviertan en tuyo propio.




Herramientas mágicas

Estas son las principales herramientas formales de hechicería que deberás tener en tu espacio.
Athame Se trata de un cuchillo o daga para rituales. No se utiliza para cortar nada físicamente. Convencionalmente tiene un mango negro y doble filo, y se utiliza para dirigir la energía durante los rituales. Es una herramienta proyectiva que, dentro del sistema de elementos clásicos, representa el elemento Aire, o en algunas tradiciones, el Fuego.



Campana

La campana es un instrumento muy espiritual que se toca para invocar las energías positivas, para llamar a los espíritus o deidades, o para marcar el principio o el final de las diferentes partes de un ritual. Su sonido es muy sagrado y por lo tanto útil en la creación de un estado mental de ritual. De la misma manera hay quienes utilizan cascabeles o tambores. La idea detrás del uso de estos elementos es manifestar una acción en el mundo que difiera de tus acciones cotidianas. Hay quienes no tienen instrumentos, entonces inician o finalizan sus rituales dando un aplauso, un grito, o entonando un canto.



Escoba

Será tu escoba para rituales. Tradicionalmente se usaban escobas hechas de abedul y sauce. Es una herramienta de protección que se utiliza para la limpieza espiritual y mágica, barriendo toda negatividad. La escoba es necesaria solo para barrer ligeramente el suelo, de manera simbólica, incluso sin llegar a tocarlo. Lo más importante es visualizar con claridad. Imaginar la negatividad y las energías que nos distraen, siendo barridas hacia afuera.



Bolline

Este es un cuchillo de uso práctico. Tradicionalmente lleva el mango blanco, para distinguirlo de la daga. Se utiliza para cortar hierbas, ramas o hilos, o para tallar símbolos.



Libro de las Sombras

Se trata de tu libro de conjuros personales. También se utiliza a menudo para registrar información sobre la brujería, así como observaciones y pensamientos. A algunos les gusta documentar las observaciones y pensamientos en un "Libro de los Espejos" separadamente, dejando su libro de las sombras para guardar información de carácter instructivo.



Caldero

Esta no es la olla grande llena de líquido burbujeante que te viene a la mente. En la brujería contemporánea, el caldero es un recipiente en el que se produce la transformación y el cambio. Se puede llenar de agua y contemplar durante la adivinación, o llenar de flores o algunos otros artículos relacionados con el ritual que estemos haciendo. Verás que muchos hechizos requieren hacer fuego y en él quemar papeles, hierbas, etc. Para esto es recomendable tener un caldero o recipiente resistente al calor. Los calderos vienen en muchos tamaños diferentes, pero por lo general se usan pequeños. Se hacen tradicionalmente de hierro, con tres patas y un borde que es ligeramente más pequeño que la parte más ancha.
Rara vez se utilizan para la elaboración de pociones.



Cáliz

El cáliz es una copa con un tallo largo que se va a llenar con diversos líquidos durante los rituales. A menudo, simplemente contiene agua, que normalmente está presente en el altar, pero también puede tener vino, o incluso sangre, según el hechizo que estés haciendo. Puede estar hecha de plata, latón, cristal, piedra, cerámica, cualquier material. Es una herramienta representativa del
elemento Agua.


Varita mágica

La varita, como el athame, se utiliza para dirigir la energía. Por lo general, es de madera y se puede decorar o inscribir con símbolos. Es una herramienta proyectiva que representa el elemento Fuego, aunque algunos consideran que es una herramienta de Aire.



Otros materiales

Estos materiales útiles son muy a menudo parte de los hechizos, a veces incluso más que las herramientas formales:
  • Tarros y botellas
  • Cuerda o hilo
  • Velas
  • Hierbas, fores
  • Mortero y maja
  • Cristales, piedras
  • Espejos
  • Recipientes
  • Conchas
  • Plumas
  • Cartas de Tarot o del oráculo
  • Incienso
  • Aceites
  • Péndulo
  • Muñecas
  • Revistas y papel
  • Bolsas de tela
  • Sal
  • Arena
  • Cabellos, uñas, fluidos corporales

Una aclaración sobre las herramientas mágicas 

Hay personas que quieren adentrarse en el mundo de la hechicería, pero por distintos motivos no pueden conseguir algunos de los materiales y herramientas necesarias. Si eres una de estas personas, deberás trabajar en construir tu capacidad de visualizar y de concentrarte.
Aprende a tomar elementos básicos como arena, roca o agua corriente, y transmitirles tu intención para así convertirlos en las herramientas que necesites. 
Un puñado de arroz cargado con la intención requerida para un hechizo o poción, puede ser mucho más eficaz que una cierta clase de hierbas súper exótica que se echa sin pensar en una cacerola. La magia es, en esencia, voluntad pura e intención. Toda la parafernalia y los elementos que utilizamos, sólo sirven para ayudar a materializar tu voluntad, al igual que las ruedas de apoyo en una bicicleta. La realidad es que para hacer hechizos efectivos no necesitas nada más que tu propio ser. 


Entradas populares Ultima Semana

Entradas populares del Mes

Entradas populares del Año