Mostrando entradas con la etiqueta oracion a Dios. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta oracion a Dios. Mostrar todas las entradas

EL DIVINO QUERER DE DIOS




Mi dulce Jesús, aquí estoy en tus brazos, para pedirte ayuda. Ah, Tú conoces la amargura de mi alma, cómo el corazón me sangra y mi grande repugnancia de dar a conocer todo lo que Tú me has dicho acerca de tu Santísimo Querer. ¡Más la obediencia se impone! Tú lo quieres..., y yo, aunque me hiciera pedazos, me veo obligada por una fuerza suprema a cumplir el sacrificio.

Mas recuerda, oh Jesús mío, que Tú mismo me has llamado “la pequeña recién nacida de tu Santísima Voluntad”. Un recién nacido sabe apenas balbucir; ¿qué podré, pues, hacer yo? Balbuciré tu 

Querer, apenas. Tú harás todo lo demás, ¿no es verdad oh mi Jesús? 

Más aún, haz que yo desaparezca del todo, y tu Querer sea el que con trazos imborrables y divinos, y mojando la pluma en este Sol Eterno, escriba con letras de oro los conceptos, los afectos, el valor y la potencia de la Voluntad Suprema, y cómo el que vive en Ella, viviendo como en su centro, se ennoblece, se diviniza, abandona sus despojos naturales, regresa a su principio, y, triunfante de todas sus miserias, reconquista su estado de origen, puro, hermoso, todo ordenado a su 

Creador, tal como salió de sus manos creadoras.




Escribe Tú en estas páginas la larga historia de tu Voluntad, tu dolor al verte rechazado por las criaturas, y Tú, que como sol en las alturas, si bien te ves rechazado, derramas tus rayos sobre todas las humanas generaciones y quieres descender para venir a reinar en medio de ellas, y por eso envías los rayos de tus suspiros y de tus gemidos, de tus lágrimas y de tu intenso y eterno dolor viéndote exiliado, y como rota tu 

Voluntad con la voluntad de las humanas criaturas...; y por eso Tú esperas a que te llamen en medio de ellas y te reciban como Rey Triunfador, haciéndote así reinar en la tierra como en el Cielo.

¡Desciende, oh Querer Supremo! Soy yo la primera que te llamo. 

¡Ven a reinar en la tierra! Tú, que creaste al hombre para que sólo hiciese tu Querer, y que él, ingrato, rompió rebelándose contra ti, ven a atar de nuevo a ti esta voluntad humana, a fin de que cielo y tierra, y todo, quede ordenado en ti.





¡Oh, cómo quisiera, a costa de mi vida, que tu Querer fuese conocido! ¡Quisiera elevar mi vuelo en sus infinitos confines, para llevar a cada criatura su eterno beso, su conocimiento, sus bienes, su valor y tus gemidos inenarrables, porque quieres venir a reinar en la tierra, para que, conociéndote te reciban con amor, y haciéndote fiesta, te hagan reinar!

¡Oh, Querer Santo! Con tus rayos luminosos deja escapar las flechas de tu conocimiento; haz a todos conocer que Tú vienes a nosotros para hacernos felices, pero no con una felicidad humana, sino Divina, para devolvernos el dominio perdido de nosotros mismos, y aquella luz que hace conocer el verdadero Bien para poseerlo y el verdadero mal para huir de él; que nos hace firmes y fuertes, con una fortaleza y firmeza divinas.

Establece las corrientes entre la Voluntad Divina y la humana, y pinta con el pincel de tu mano creadora en nuestras almas todos aquellos rasgos divinos que perdimos con sustraernos a Ella. Tu Querer nos pintará con ese frescor que nunca envejece, con esa belleza que nunca se descolora, con esa luz que nunca se opaca, con esa gracia que siempre crece, con ese amor que siempre arde y que jamás se apaga...

Oh Querer Santo, ábrete paso, forma Tú el camino para hacerte conocer... Manifiesta a todos QUIÉN eres Tú y el gran bien que quieres hacer a todos, para que atraídos y raptados por tan grande bien, todos puedan hacerse presa de tu Voluntad, y así podrás reinar libremente en la tierra como en el Cielo.




Por tanto, te ruego que escribas Tú mismo los conocimientos que de Ella me has manifestado; y que cada palabra, cada frase, cada efecto y conocimiento de tu Voluntad, sean para quien lea otros tantos dardos, flechas, saetas, que hiriéndolo lo haga caer a tus pies y te reciba con los brazos abiertos, para hacerte reinar en su corazón. A tantos prodigios de tu Querer, añade también éste: que al conocerte, no te dejen pasar de largo, no, sino que te abran las puertas para recibirte y hacerte reinar... Esto busca para ti “la pequeña recién nacida de tu voluntad”; si de mí has querido, y con tanta insistencia, el sacrificio de dar a conocer los secretos de tu Querer que me has comunicado, yo de ti quiero esto otro: que al ser conocido haga este prodigio, que tome su lugar de triunfo y reine en los corazones que lo conozcan; sólo esto te pido, oh Jesús mío; no te pido otra cosa; ninguna otra cosa quiero sino el intercambio de mi sacrificio, que tu Querer sea conocido y reine con su pleno dominio.

Tú lo sabes, amor mío, cuán grande ha sido mi sacrificio, mis luchas interiores, hasta sentirme morir; mas por amor tuyo, y para obedecer a tu representante en la tierra, a todo me he sometido. Por tanto, grande lo quiero el prodigio: que al ser conocidas tus palabras acerca de tu Querer, las almas queden raptadas, encadenadas y atraídas, más que por un potente imán, y hagan reinar aquel “FIAT” Divino que Tú, con tanto amor, quieres que reine en la tierra.

Y si te place, mi vida, antes de que estos escritos salgan a la luz del día y circulen por manos de tus hermanos y míos, ah, llévate a tu “pequeña recién nacida de tu Voluntad” a la Patria Celestial. Ah, no me des este dolor; que sea yo espectadora de que nuestros secretos sean conocidos por las demás criaturas; si me has dado el primero, evítame el segundo, pero siempre “non mea Voluntas sed tua FIAT”, “Hágase tu Voluntad y no la mía”.




Oracion Conviérteme A Ti, Señor

 

Esta es mi oración,

la repito para poder descansar y sentirme en paz cada día.

¡Conviérteme a ti, Señor!

Esta es mi aspiración de cada día, mi inquietud.

porque cada día es nuevo para estrenarlo..

y cada día quiero pedirte, Señor, tu Espíritu liberador.

Todos los días te repetiré esta plegaria

mientras canto, lloro, trabajo o descanso.

Cada día estreno la vida,

y quiero desde lo más hondo de mí,

que sea un día vuelto hacia Ti, pendiente de Ti,

entregado en tus manos,

vivido paso a paso sin dejar de mirarte, Señor.

Y al levantar mis ojos hacia los tuyos

te suplico que atraigas mi vida hacia Ti como un imán.

que me seduzcas como a un enamorado,

que me conviertas a Ti.

Yo no sé convertirme

Yo no puedo convertirme

Sólo Tú, mi Dios, mi Creador, puedes hacerme nuevo.

Quiero dejar de hacer “mis oraciones”

y dejar que sea tu oración la que salga de mí;

dejar de hacer tantas cosas..

para dejar que Tú me hagas;

no regatear mi amor ni esconderlo,

y dejar que habite tu Amor en mí.

Esta es mi sencilla oración de cada mañana:

Sedúceme, Señor y que yo me deje seducir,

guíame hacia Ti y que me deje conducir,

que no te ponga obstáculos y me apasione contigo.

¡Conviérteme a ti, Señor!

Esta es mi oración continua;

y la puedo repetir siempre, porque siempre lo necesito.

No hay momento del día que quiera vivirlo sin Ti.

Quiero y deseo que el día y la noche,

cuando me levanto o me acuesto,

cuando viajo o descanso,

cuando trabajo o estudio o convivo..

sean siempre una ocasión de vivir mirándote y amando.

¡ Y yo solo no puedo ¡

lo he intentado y me olvido, o lo dejo por cansancio.

Por eso, tendré siempre estas palabras en mis labios

y sobre todo en mi corazón:

¡Conviérteme a ti, Señor¡

No necesito otra cosa,

no te pediré ventajas,

no necesito situaciones mejores,

pero sí, sentir más tu presencia,

vivir más cerca de Ti,

encontrarte en cada esquina de mi camino,

en cada segundo del día

Pide un Deseo y acaba siempre con esta oración para que se cumpla

 

Muchas culturas y tradiciones milenarias, en especial la nórdica queman las cartas en las que van escritos los deseos, porque su humo eleva la petición al cielo. 

RECUERDA DESEAR ES CREAR ES PROYECTAR Y HACER REALIDAD


Cada vez que pidas un deseo o hagas una petición finalizar con la siguiente oración:

Te lo pido por caridad, por misericordia, en nombre de la ley divina

Te lo pido por el cristo

 Por la majestad del cristo

Por el poder del cristo vivo

Que así sea, que así sea, que así sea

Amén, amén y amén

Oraciones al Angel de la guarda o Custodioso

 


ANGEL DE DIOS

Ángel de dios, custodio mio, ya que la soberana piedad me encomendó a tí, alúmbrame, guardame, rígeme y gobiername . Amén.

ORACIÓN AL ANGEL DE LA GUARDA

Angel de la paz, Angel de la Guarda, a quien soy encomendado, mi defensor, mi vigilante centinela; gracias te doy, que me libraste de muchos daños del cuerpo y del alma. Gracias te doy, que estando durmiendo, me velaste, y despierto, me encaminaste; al oído, con santas inspiraciones me avisaste.

Perdóname, amigo mío, mensajero del cielo, consejero, protector y fiel guarda mía; muro fuerte de mi alma, defensor y compañero celestial. En mis desobediencias, vilezas y descortesías, ayúdame y guárdame siempre de noche y de día. Amén.

Padrenuestro y Avemaría.

 

HIMNO DE LAUDES
AL SANTO ÁNGEL DE LA GUARDA

Ángel santo de la guarda, compañero de mi vida, tú que nunca me abandonas, ni de noche ni de día.

Aunque espíritu invisible, se que te hallas a mi lado, escuchas mis oraciones y cuenta todos mis pasos.

En las sombras de la noche, me defiendes del demonio, tendiendo sobre mi pecho tus alas de nácar y oro.

Ángel de Dios, que yo escuche tu mensaje y que lo siga, que vaya siempre contigo hacia Dios, que me lo envía.

Testigo de lo invisible, presencia del cielo amiga, gracias por tu fiel custodia, gracias por tu compañía.

En presencia de los Ángeles, suba al cielo nuestro canto: gloria al Padre, gloria al Hijo, gloria al Espíritu Santo. Amén.

ORACIÓN AL ANGEL DE LA GUARDA
(Macario, El Egipcio)

Angel santo, que velas por mi pobre alma y por mi vida, no me dejes 
soy pecador 
y no me desampares a causa de mis manchas. 
No dejes que se me acerque el mal espíritu. Y dirígeme poderoso preservando mi cuerpo mortal.

Toma mi mano débil y condúceme por el camino de la salvación.


DEVOCIÓN AL SANTO ANGEL DE LA GUARDA
(San Juan Berchmans)

Ángel Santo, amado de Dios, que después de haberme tomado, por disposición divina, bajo tu bienaventurada guarda, jamás cesas de defenderme, de iluminarme y de dirigirme: yo te venero como a protector, te amo como a custodio; me someto a tu dirección y me entrego todo a ti, para ser gobernado por ti. Te ruego, por lo tanto, y por amor a Jesucristo te suplico, que cuando sea ingrato para ti y obstinadamente sordo a tus inspiraciones, no quieras, a pesar de esto, abandonarme; antes al contrario, ponme pronto en el recto camino, si me he desviado de él; enséñame, si soy ignorante; levántame, si he caído; sosténme, si estoy en peligro y condúceme al cielo para poseer en él una felicidad eterna. Amén.

Oracion de P. Emiliano Tardif para que no te molesten mas

Hoy traemos una Oración para que si te están molestando y no te dejan en paz, recitando esta oración , conseguirás vivir tranquilo, sin que esa persona te vuelva a molestar.



Sanación de P. Emiliano Tardif

Padre de bondad, Padre de amor, te bendigo, te alabo y te doy gracias porque por amor nos diste a Jesús.

Gracias Padre porque a la luz de tu Espíritu

comprendemos que él es la luz, la verdad y el buen pastor, que ha venido para que tengamos vida y la tengamos en abundancia.

Hoy, Padre, quiero presentarte a este hijo(a). Tú lo(a) conoces por su nombre. Te lo(a) presento, Señor, para que Tú pongas tus ojos de Padre amoroso en su vida.

Tú conoces su corazón y conoces las heridas de su historia.

Tú conoces todo lo que él ha querido hacer y no ha hecho.

Conoces también lo que hizo o le hicieron lastimándolo.

Tú conoces sus limitaciones, errores y su pecado.

Conoces los traumas y complejos de su vida.

Hoy, Padre, te pedimos que por el amor que le tienes a tu Hijo, Jesucristo,derrames tu Santo Espíritu sobre este hermano(a) para que el calor de tu amor sanador, penetre en lo más íntimo de su corazón.

Tú que sanas los corazones destrozados y vendas las heridas, sana a este hermano, Padre.

Entra en ese corazón, Señor Jesús, como entraste en aquella casa donde estaban tus discípulos llenos de miedo. Tú te apareciste en medio de ellos y les dijiste: "paz a vosotros". Entra en este corazón y dale tu paz. Llénalo de amor.

Sabemos que el amor echa fuera el temor.

Pasa por su vida y sana su corazón.

Sabemos, Señor, que Tú lo haces siempre que te lo pedimos, y te lo estamos pidiendo con María, nuestra madre, la que estaba en las bodas de Caná cuando no había vino y Tú respondiste a su deseo, transformando el agua en vino.

Cambia su corazón y dale un corazón generoso, un corazón afable, un corazón bondadoso, dale un corazón nuevo.

Haz brotar, Señor, en este hermano(a) los frutos de tu presencia. Dale el fruto de tu Espíritu que es el amor, la paz y la alegría. Haz que venga sobre él el Espíritu de las bienaventuranzas, para que él pueda saborear y buscar a Dios cada día viviendo sin complejos ni traumas junto a su esposo(a), junto a su familia, junto a sus hermanos.

Te doy gracias, Padre, por lo que estás haciendo hoy en su vida.

Te damos gracias de todo corazón porque Tú nos sanas, porque tu nos liberas, porque Tú rompes las cadenas y nos das la libertad.

Gracias, Señor, porque somos templos de tu Espíritu y ese templo no se puede destruir porque es la Casa de Dios. Te damos gracias, Señor, por la fe. Gracias por el amor que has puesto en nuestros corazones.

¡Qué grande eres Señor!


Bendito y alabado seas, Señor

Oracion poderosa de Amor para que Dios este en nuestro corazon

Hoy compartimos una oracion poderosa de AMOR para que DIOS este cerca de nosotros cada dia en nuestro corazon.

Señor hoy entrego ante tu  presencia mi corazón, reconozco que eres la luz de mi camino, en nombre de Jesús activo el resplandor de tu gloria sobre mí, te pido padre amado que comiences a llenar mi corazón de tu amor.

Oro señor para poder  sentir el amor divino  de tu esencia en mi vida, en este momento pongo en tus manos mi futuro, y que el amor impregne mi corazón con el amor  único y perfecto.

Quiero aprender amar conforme a tu corazón Padre amado, que mi vida sea el reflejo de tu luz, y mi camino este sellado por el amor que has diseñado desde el principio para que mi vida este afirmada en tu esencia pura y perfecta de tu amor incondicional para que sea correspondido según tu perfecta y buena voluntad.

Entrego mis pensamientos, mis emociones, mis sentidos a tu disposición para que obres en ellos, y sean transformados en el poder de tu palabra para amar bajo el diseño del reino.

Declaro que mis días son sellados por el amor que emana del cielo, para comenzar a impartirlo a mi alrededor como un verader@ hij@ de Dios.

Padre amado te pido en nombre de mi señor Jesús que me enseñes el amor verdadero que viene del reino, en este momento te pido de quites de mi toda estructura que me aleja del amor verdadero, todo velo de tiniebla que me alejan, y me causas sentimientos incorrectos, en este momento te pido que arraigues todo lo que no te pertenece.

Dios amado y eterno libérame de sentimientos de odio, resentimiento, amargura, falta de perdón, para poder amar como tus amas.

Dios amado el amor es el principio vital de la luz, quiero tener esa hermosa luz sobre mi vida, para entender los misterios de tu corazón, y manifestarlos como lo hizo mi señor Jesús.  

Enséñame señor. Enséñame la misericordia que nace del amor de tu gloria, para poder consolar los corazones que están faltos de esta luz hermosa y transformadora que viene del cielo, gracias señor porque sé que esta oración está llegando a los oídos de tu corazón, tienes los tesoros de la sabiduría y te pido en nombre de Jesús que me llenes de la sabiduría que es la llave para amar al prójimo.

Quiero ser cada día como tu señor, amar conforme a tus principios, muéstrame como alcanzar el amor celestial, y poder manifestarlo en lo terrenal, como lo hizo nuestro señor Jesús, quita todo obstáculo de las tinieblas que puedan ensuciar mi corazón de odio, y maldad, quita mi toda estructura de egoísmo, quita todas las barreras que nos aíslan los unos de los otros.

  Quita de mi toda tiniebla que este cubriendo mi corazón y no permiten ver las necesidades de otros si no las mías, esta tiniebla me alejan de tu amor, y me llenan de egoísmo, quiero ser libre para amar como tu ama señor amado.

Quiero estar libre de todo aquello que me pueda alejar de la luz de tu amor. Padre celestial en nombre de Jesús te pido que me cubras con tu manto de amor, y que el espíritu santo me dirija y me muestre el amor en su manifestación celestial en todos mis caminos.

Señor te pido que hagas mi carácter más como el tuyo, en nombre de Jesús, que esta oración para el amor sea respondida bajo tu poder, en fe te doy gracias señor porque se que veré la manifestación del amor de tu gloria en todo mi ser.

En el poderoso nombre de Jesús amén, y amén


Entradas populares Ultima Semana

Entradas populares del Mes

Entradas populares del Año