Mostrando entradas con la etiqueta oracion de paz. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta oracion de paz. Mostrar todas las entradas

Supera los casos difíciles con la oración de San Antonio de Padua



hoy os traigo una nueva oración para superar ciertos casos difíciles que esta experiencia humana nos pone en la vida.

Espero que esta oración os ayude a superar vuestros casos, recordar la fé mueve montañas.



Santo Patrono,

en este día tan brillante,

me inclino ante ti,

 con un propósito.

 

Tristemente estoy pasando,

 por un momento delicado,

por un lado, estoy roto internamente

y externamente,

mi vida va en picada.

 

Tengo un tiempo,

bajo esta situación.

Sé que no es normal,

 sin duda, no lo es.

 

Nadie dura tanto tiempo,

 en un lugar

y menos cuando afecta nuestra vida.

Durante mucho tiempo,

he estado perdido,

quiero afirmar mi fe contigo.

 

 Con el objetivo,

 de poder recuperar el sendero,

 así como, guías a tus fieles perdido,

actualmente, me siento así.

 

La verdad,

asumo que esto es pasajero,

no obstante, siento que ya tengo una eternidad.

Cada vez las cosas se complican,

sobre todo, a nivel profesional y de salud.

 

El estrés abunda mi vida,

el cansancio y la motivación igual,

es lo que ahora,

me afecta enormemente.

 

Me arrodillo humildemente,

en efecto, necesito de ti.

Ya que, de forma individual,

 no encuentro una salida sólida.

Lo he intentado,

pero me veo más en el fondo.

 

Es decir, siento que estoy,

 tomando malas decisiones.

Ahora esto no quiero que afecte,

a mi familia,

mientras recupero el rumbo.

 

 Necesito que intercedas por ellos,

me siento avergonzado,

 desde el día que empezó mi declive.

San Antonio de Padua,

considero que eres mi amigo,

 tu amistad quiero que sea mi auxilio.

 

Es la garantía de recuperar mi vida,

 mi propósito y mis metas.

La certidumbre de lo que viene,

 capaz es lo que me preocupa más.

 

Cuando estamos bajo una racha,

 a pesar de buena o malas,

el contexto actual,

es lo que tenemos en la mente.

 

Idolatro con pundonor, tu amor.

Altísimo Santo,

 bendice mi vida

y la de mis familiares.

 

Conviértete en mi protector,

por otra parte, en mi escudo,

contra todo lo malo.

Aparte de eso, aleja a las malas personas,

esto para mí es importante.

 

No me resentiré,

por la situación que estás tomando.

Confió en ti, en cada momento,

estoy consciente, que tu poder,

ilumina de nuevo a las personas.

 

Confió en tu gloria,

 tú me brindas las esperanzas necesarias.

También quiero mencionar,

he experimentado,

bajones de energía,

 que no van acorde a lo que enfrento.

 

De cualquier manera, voy a esperar,

 el dictamen de tu decisión.

Recalco, que no soy codicioso,

solo quiero es volver a ser yo nuevamente.

 

No tiene nada malo,

porque honestamente, seguir así.

Hará que deje de vivir mi vida.

Seguiré con la firmeza de salvaguardar,

 en especial,

 la rutina de rezar constantemente.

 

Gracias y muchas gracias,

por todo lo que haces por mí.

Finalmente, agrego que protejas,

a los seres queridos,

cercano a mí círculo.

 

Jamás permitan que decaigan,

 como yo estoy ahora mismo.

Tampoco permita,

que su salud sea afectada,

 con algo de gravedad,

ciertamente te brindo mi confianza.

 

Asimismo, mi amor sincero y honesto.

Son dos cosas que,

de mi parte, es lo indicado para ofrecerte,

 con mucho amor por siempre.

 

Amén.

Oracion de P. Emiliano Tardif para que no te molesten mas

Hoy traemos una Oración para que si te están molestando y no te dejan en paz, recitando esta oración , conseguirás vivir tranquilo, sin que esa persona te vuelva a molestar.



Sanación de P. Emiliano Tardif

Padre de bondad, Padre de amor, te bendigo, te alabo y te doy gracias porque por amor nos diste a Jesús.

Gracias Padre porque a la luz de tu Espíritu

comprendemos que él es la luz, la verdad y el buen pastor, que ha venido para que tengamos vida y la tengamos en abundancia.

Hoy, Padre, quiero presentarte a este hijo(a). Tú lo(a) conoces por su nombre. Te lo(a) presento, Señor, para que Tú pongas tus ojos de Padre amoroso en su vida.

Tú conoces su corazón y conoces las heridas de su historia.

Tú conoces todo lo que él ha querido hacer y no ha hecho.

Conoces también lo que hizo o le hicieron lastimándolo.

Tú conoces sus limitaciones, errores y su pecado.

Conoces los traumas y complejos de su vida.

Hoy, Padre, te pedimos que por el amor que le tienes a tu Hijo, Jesucristo,derrames tu Santo Espíritu sobre este hermano(a) para que el calor de tu amor sanador, penetre en lo más íntimo de su corazón.

Tú que sanas los corazones destrozados y vendas las heridas, sana a este hermano, Padre.

Entra en ese corazón, Señor Jesús, como entraste en aquella casa donde estaban tus discípulos llenos de miedo. Tú te apareciste en medio de ellos y les dijiste: "paz a vosotros". Entra en este corazón y dale tu paz. Llénalo de amor.

Sabemos que el amor echa fuera el temor.

Pasa por su vida y sana su corazón.

Sabemos, Señor, que Tú lo haces siempre que te lo pedimos, y te lo estamos pidiendo con María, nuestra madre, la que estaba en las bodas de Caná cuando no había vino y Tú respondiste a su deseo, transformando el agua en vino.

Cambia su corazón y dale un corazón generoso, un corazón afable, un corazón bondadoso, dale un corazón nuevo.

Haz brotar, Señor, en este hermano(a) los frutos de tu presencia. Dale el fruto de tu Espíritu que es el amor, la paz y la alegría. Haz que venga sobre él el Espíritu de las bienaventuranzas, para que él pueda saborear y buscar a Dios cada día viviendo sin complejos ni traumas junto a su esposo(a), junto a su familia, junto a sus hermanos.

Te doy gracias, Padre, por lo que estás haciendo hoy en su vida.

Te damos gracias de todo corazón porque Tú nos sanas, porque tu nos liberas, porque Tú rompes las cadenas y nos das la libertad.

Gracias, Señor, porque somos templos de tu Espíritu y ese templo no se puede destruir porque es la Casa de Dios. Te damos gracias, Señor, por la fe. Gracias por el amor que has puesto en nuestros corazones.

¡Qué grande eres Señor!


Bendito y alabado seas, Señor

Oracion para la paz interior y mental

 


Compartimos una oración para los días que no estés bien contigo mismo, cuando algún problema te perturba y te quita el sueño, esperemos que sea de vuestro agrado.

Dios Todopoderoso, te damos gracias por nuestras vidas, por tu gran misericordia y la gracia que recibimos. Te damos gracias por tu  fidelidad, aunque nosotros no te hayamos sido fieles. Señor Jesús, te pedimos que nos des toda la paz posible a nuestra mente, cuerpo, alma y espíritu. Queremos que cures y quites todo lo que está causando estrés, dolor y tristeza en nuestras vidas.

Por favor, guía nuestro camino a través de la vida y que nuestros enemigos estén en paz con los demás. Venga tu reinado de paz a nuestra familia, a nuestro lugar de trabajo y a todo lo que esté en nuestras manos.

Que tus ángeles de paz vayan por delante de nosotros cuando salimos y permanezcan a nuestro lado cuando volvamos.

 En el nombre de cristoAmén.

Oracion poderosa de Santa Teresa de Jesus



Nada te turbe,
Nada te espante,
Todo se pasa,
Dios no se muda,

La paciencia
Todo lo alcanza;
Quien a Dios tiene
Nada le falta:
Sólo Dios basta.

Eleva el pensamiento,
al cielo sube,
por nada te acongojes,
Nada te turbe.

A Jesucristo sigue
con pecho grande,
y, venga lo que venga,
Nada te espante.

¿Ves la gloria del mundo?
Es gloria vana;
nada tiene de estable,
Todo se pasa.

Aspira a lo celeste,
que siempre dura;
fiel y rico en promesas,
Dios no se muda.

Ámala cual merece
Bondad inmensa;
pero no hay amor fino
Sin la paciencia.




Confianza y fe viva
mantenga el alma,
que quien cree y espera
Todo lo alcanza.

Del infierno acosado
aunque se viere,
burlará sus furores
Quien a Dios tiene.

Vénganle desamparos,
cruces, desgracias;
siendo Dios su tesoro,
Nada le falta.

Id, pues, bienes del mundo;
id, dichas vanas,
aunque todo lo pierda,
Sólo Dios basta.

Oracion para superar la depresión -Nuestra señora de la Sonrrisa

 


Oh María, Madre de Jesús y nuestra,
que con una clara sonrisa te dignaste consolar
y curar a tu hija Santa Teresita del Niño Jesús de la depresión,
devolviéndole la alegría de vivir
y el sentido de su existencia en Cristo Resucitado.
Mira con maternal afecto a tantos
Hijos e hijas que sufren con la depresión,
trastornos y síndromes psiquiátricos y males psicosomáticos.
Que Jesús Cristo cuide y de sentido a la vida de tantas personas,
cuya existencia a veces está deteriorada.
María, que su hermosa sonrisa no deje que
las dificultades de la vida oscurecen nuestra alma.
Sabemos que sólo tu hijo Jesús puede satisfacer
los anhelos más profundos de nuestro corazón.
María, mediante la luz que brota de tu rostro,
transparenta la misericordia de Dios.
Que tu mirada nos acaricie, y nos convenza de que
Dios nos ama y nunca nos abandona,
y tu ternura renueve en nosotros la autoestima,
la confianza en las propias capacidades,
el interés por el futuro y el deseo de vivir feliz.
Que los familiares de los que sufren con la depresión
Ayuden en el proceso de curación, nunca considerándolos
farsantes que usan la enfermedad con intereses de comodidad,
sino que los demás los valores, escuchen, comprendan y animen.
Virgen de la Sonrisa, alcánzanos de Jesús la verdadera curación
y líbranos de alivios temporales e ilusorios.
Curados, nos comprometemos a servir con alegría,
Disposición y entusiasmo a Jesús como discípulos misioneros,
con nuestro testimonio de vida renovada.
Amén.

Oracion poderosa para calmarte o para calmar a una persona

 


Mi Señor, mi alma está perturbada; la angustia, el miedo y el pánico se apoderan de mí. Sé que esto sucede a causa de mi falta de fe, de la falta de abandono en tus manos santas y de no confiar totalmente en tu poder infinito. Perdóname, Señor, y aumenta mi fe. No miren mi miseria y mi egocentrismo.

Yo sé que estoy aterrorizado, porque te insisto, por mi miseria, en quedarme contando con mis fuerzas miserables , con mis métodos y mis recursos. Perdóname, Señor, y sálvame, oh Dios mío. Dame la gracia de la fe, Señor; me da la gracia de confiar en el Señor sin medidas, sin mirar el peligro, sino mirar solamente a Ti, Señor; ¡Ayúdame, oh Dios!

Me siento solo y abandonado, y no hay quien pueda ayudarme, a no ser el Señor. Me abandono en tus manos, Señor, en ellas coloco las riendas de mi vida, la dirección de mi caminar, y dejo los resultados en tus manos. Yo creo en ti, Señor, pero aumenta mi fe. Yo sé que el Señor resucitado camina a mi lado, pero así mismo todavía temo, porque no puedo abandonarme enteramente en Tus manos. Socorre mi debilidad, Señor. Amén

oracion para tener paz interior y tranquilidad absoluta

 


Señor Padre me enseña a tener paciencia. Dame la gracia de soportar lo que no puedo modificar.

Ayúdame a generar fruto de la paciencia en la tribulación. Dame paciencia para lidiar con los defectos y limitaciones del otro.

Dame sabiduría y fuerzas para superar las crisis en el trabajo, en casa, entre amigos y conocidos.

Señor me conceda la paciencia sin límites, líbrame de todo lo que es ansiedad y que me deja en desarmonía agitada.

Dame el don de la paciencia y de la paz, especialmente cuando soy humillada y me falta paciencia para caminar con el otro.

Dame gracia para superar cualquier dificultad que tenemos con el otro.

Viene, Espíritu Santo, derramando el don del perdón en mi corazón para que pueda recomenzar todas las mañanas y estar siempre dispuesta a comprender y perdonar al otro.

Oracion poderosa para tranquilizar tus nervios, tu ansiedad

 


“El Señor, ilumina mis ojos para que vea los defectos de mi alma, y ​​viéndolos, no comente los defectos ajenos. 

Lleva de mí la tristeza, pero no la entreguen a nadie más.

Llena mi corazón con la divina fe, para siempre alabar tu nombre. Me arranca el orgullo y la presunción. Haced de mí un ser humano realmente justo.

Dame esperanza para vencer todas esas ilusiones terrenas. Planta en mi corazón la semilla del amor incondicional y me ayuda a hacer feliz al mayor número posible de personas para ampliar sus días risueños y resumir sus noches tristes.

Transforme mis rivales en compañeros, mis compañeros en mis amigos y mis amigos en entes queridos. No permita que yo sea un cordero delante de los fuertes, ni un león delante de los débiles. Dame, Señor, la sabiduría para perdonar y aleja de mí el deseo de la venganza.

Luego reza 1 padre nuestro y 3 ave marias.

Oración para tener paz en el hogar



Dioses y Diosas de la antigüedad, que concedéis el triunfo,

escuchad estas mis plegarias que nacen de la confianza

y enviadme vuestra fuerza y comprensión,

vuestro conocimiento, y sabiduría,

vuestra justicia y honestidad, vuestra inspiración y amor. 


Que los Dioses y Diosas celtas me acompañen en mi camino 

para que pueda obtener los frutos del paraíso. 

Gran Thor, rompe con tu poderoso martillo

todas esas cosas que para mi son un martirio.

 Hécate, madre grandiosa, que mi vida sea gloriosa. 


Oh Gran Espíritu consagrado es hora de pasar al otro lado,

al de la dicha, la fortuna, la abundancia y la felicidad,

donde con grandeza reina el amor y la hermandad. 


Oh benditos Hermanas y Hermanos ancestrales

oigan hoy lo que les traje, una solicitud, un favor:

de que ahora en adelante todo gire con feliz amor:

que salgan solo de mi mente energías positivas

que concuerden con mi vida, con mis metas y objetivos,

para así lograr lo que tanto persigo y de corazón ansío. 


En mi casa, la prosperidad, en mis trabajos la abundancia,

en mis bolsillos, la riqueza, en mi mente, la sabiduría,


en mis palabras, la justicia, en mis sonrisa, la victoria,

en mi frente, la honestidad, en mis brazos, la hermandad;

en mis piernas, energía, en mis movimientos, agilidad,

en mis acciones, la bondad, en mis reflejos, velocidad,

en mis decisiones, el acierto y la veracidad. 


Poned en mi lecho, el amor que tanto anhelo,

en mi corazón, la persona que quiero y deseo,

en mi hogar, la más bella familia, la unión y la armonía.

en mi comarca, que tenga los mejores vecinos,

en mi establo, buen ganado y un caballo sano,

en mi mesa, mucha comida, en mi copa, el mejor vino. 


En mis bosques, madera seca, en mis lagos, agua cristalina,

en mis tierras, viento suave y cálido, 

en mi hoguera, un fuego caliente y acogedor,

en mi bolsa, pan fresco y buenos alimentos 

en los vasos, leche fresca de hoy, 

en mi camino, que siempre sople el viento a mi favor,

en mis negocios, las mejores oportunidades,

en mi discernimiento, ideas y pensamientos geniales. 


En un día difícil, tu compañía, en uno feliz, tu dicha y alegría.

Dadme todos los días vuestra benigna bendición,

que yo oraré y os respetaré con cariño, alabanza y fervor. 


Mis principios honraré y los valores inculcaré a mis hijos

que son un don del Espíritu, del gran Señor.

 En vosotros, Dioses y Diosas, confío con plenitud 

 para alejar el mal mucho más allá de los confines del mar.


Si una tormenta vivir me toca, que la destrucción sea poca,

si la guerra por desgracia debo vivir, 

que dejemos al odio ir rápido de nuestra alma,

para que pronto regrese la paz y la calma.

 Llévame, condúceme, al final del arco iris

donde las monedas se cuentan por miles.

Aleja a los avaros, a los envidiosos y a los asesinos

a todos aquellos que no son buenos amigos.

Aquí os recordamos, os oramos y honramos

para tener una vida como la deseamos. 


Así es y así será, yo todo esto veré y tendré

y en perfecto orden con el universo mis deseos se cumplirán. 


Que la protección de los Grandes Dioses ancestrales 

siempre esté conmigo y sus bendiciones caigan sobre mi,

que sus manos me concedan la felicidad que ansío,

hoy pido que la fuerza solar con su calor me guíe 

y los Dioses sean los que dirijan mis caminos

para que pueda ver cumplido lo que con ilusión pido: 

(ahora solicita todo lo que deseas conseguir). 

Venid, venid, Dioses y Diosas a mi, no tardéis por favor, 

yo os estaré en mi alma por siempre agradecido.

Así sea.