Mostrando entradas con la etiqueta oracion por la paz. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta oracion por la paz. Mostrar todas las entradas

Oracion Paz a Vosotros

 

Paz para las almas angustiadas.

Paz para los pueblos enfrentados.

Paz para los cuerpos doloridos.

Paz para las conciencias atormentadas.

Paz para los espíritus resentidos ¡Paz!

PAZ A VOSOTROS

La paz de la concordia y el buen entendimiento.

La paz del corazón, curadas y

restañadas las heridas.

La paz que brota de la justicia.

La paz de quién vive en la verdad.

La paz del que crece en libertad. ¡Paz!

PAZ A VOSOTROS

Paz, no sólo ausencia de guerra.

Paz, no la paz de los cementerios.

Paz, no la paz de los resignados.

Paz, no la paz del miedo y la sumisión.

Paz, no la paz recelosa y amada.

Paz, sin vencedores ni vencidos.

sin prepotentes ni humillados. ¡Paz!

PAZ A VOSOTROS

Una paz solidaria, compartida.

Una paz que es reconciliación

con la vida y con nosotros mismos.

Reconciliación entre los hombres,

entre los pueblos, entre las razas,

entre los vecinos. entre los ciudadanos.

Una paz que es reconocimiento y aprecio,

tolerancia y respeto.

Con el mundo y con la naturaleza entera.

Una paz que asume las tensiones,

afronta los conflictos

y los resuelve pacíficamente.

Una paz dialogante, convergente. ¡Paz!

PAZ A VOSOTROS

Un interesante texto del Corán:

"Dios es la luz de los cielos y de la tierra.

Su luz es comparable a una hornacina

en la que hay un pábilo encendido.

El pábilo está en un recipiente de vidrio

que es como si fuera un astro fulgurante…

¡Luz sobre Luz! Dios dirige a su Luz a quien Él quiere".

(Corán 24.35)


Oración por la PAZ mundial San Francisco Asis

 


Francisco de Asís nació con el nombre de Giovani di Pietro Bernardone en Asís, Italia, en 1181.

Señor, haz de mi un instrumento de tu paz.
Que allá donde hay odio, yo ponga el amor.
Que allá donde hay ofensa, yo ponga el perdón.
Que allá donde hay discordia, yo ponga la unión.
Que allá donde hay error, yo ponga la verdad.
Que allá donde hay duda, yo ponga la Fe.
Que allá donde desesperación, yo ponga la esperanza.
Que allá donde hay tinieblas, yo ponga la luz.
Que allá donde hay tristeza, yo ponga la alegría.

Oh Señor,
que yo no busque tanto ser consolado, cuanto consolar,
ser comprendido, cuanto comprender,
ser amado, cuanto amar.
Porque es dándose como se recibe,
es olvidándose de sí mismo como uno se encuentra a sí mismo,
es perdonando, como se es perdonado,
es muriendo como se resucita a la vida eterna.
Amén.



Entradas populares Ultima Semana

Entradas populares del Mes

Entradas populares del Año